Asia, Imprescindibles en..., Vietnam

10 cosas y lugares para enamorarse de Hanoi

Hanoi es una ciudad que me conquistó. Hasta el punto de que se ha convertido en una de mis ciudades favoritas del Sudeste Asiático. El caos de motos y tráfico se entremezcla con la magia de pequeñas callejuelas de las que me enamoré. Relajadas, pero repletas de vida. Vendedores de pho sentados en sus pequeñas sillitas o vendedoras de fruta o dulces que montan sus tenderetes improvisados o pasean con sus cestas y bicicletas. Parques donde la gente socializa o pasea en pareja, buscando un poco de paz. Mercados que siguen su ritmo frenético desde hace siglos. Un ambiente nocturno increíble… Hanoi es una ciudad única y repleta de magia.

Hanoi

Hanoi

Mucha gente dedica el tiempo justo a Hanoi, como ciudad de paso para visitar la Bahia de Halong o de camino al Norte, a las montañas de Sapa. Pero merece la pena dedicarle unos días, disfrutar de ella, dejarse llevar por su inmensa vida. Y permitirle que te conquiste irremediablemente.

Hoy vuelvo a Hanoi, dando un paseo por los lugares donde me encantó callejear y reviviendo aquellas cosas que más me gustaron de esta hermosa ciudad al Norte de Vietnam.

1- Explorar el Barrio antiguo

Seguramente no querrás salir de la zona antigua de Hanoi. Es un verdadero placer dejarse perder por sus calles, atestadas de vida, de intensidad. Éste es el antiguo barrio de mercaderes y eso se sigue apreciando. Verás calles y más calles repletas de mercados, de tiendas, de puestos ambulantes … La mayoría de las tiendas están repartidas en distintas zonas, de forma temática, siguiendo la tradición de los antiguos gremios: calles donde venden decenas de escaleras de bambú, calles donde sólo verás espejos, calles repletas de cometas, otras rebosantes de juguetes, zonas dedicadas a las hierbas medicinales, a los herreros… De hecho, los nombres de muchas calles siguen recordando su pasado mercader, antes de la época colonial de esta ciudad: Hang Duong, la calle del azúcar; Hong Bo, la calle del bambú; Hang Bac, la calle de la plata; la calle de la seda, la de los herreros…

hanoi

calle-bambu-hanoi

Un delicioso caos de motos, de tráfico, de gentes, de mercancías… de atmósfera sobrecogedora. Sin descanso.

También te encontrarás con pequeños templos, la Catedral de San José, restos de la antigua muralla y con pequeños barecitos o cafeterías donde es un placer pararse a ver la vida pasar…

Hanoi

catedral-san-jose-hanoi

Pero si de algo me enamoré en esta zona es de los pequeños callejones laterales que se adentran desde las calles secundarias. Pequeños remansos de paz, pero desbordantes de vida. Estrechas callecitas donde puedes apreciar el día a día de sus vecinos, que de buena mañana abren los bajos de sus casas convirtiéndolos en pequeños puestos de venta o de comida improvisados.

hanoi

Algunos hoteles, también se localizan en estos callejones. Aunque a priori puedan parecerte callejones lúgubres, te animo a que te adentres, descubrirás la intensa vida de Hanoi.

Posiblemente te alojes en esta zona. Es la zona mochilera de Hanoi, pero además de alojamientos sencillos, también puedes encontrar hoteles con mucho encanto. Y personalmente creo que es la mejor zona para alojarse.

2- Disfrutar del ambiente nocturno

Hanoi está rebosante de vida, pero no sólo durante el día, también por la noche. A los habitantes de Hanoi les encanta salir a cenar, a socializar, a tomar unas cervezas… El ambiente que hay es increíble.

ambiente-nocturno-hanoi

Los fines de semana (de viernes a domingo), cierran por la noche al tráfico, toda la zona de las calles principales del barrio antiguo y hay conciertos de música tradicional y un ambiente muy agradable. Además es un verdadero descanso poder pasear por la zona sin el agobio de las motos.

Hanoi

También se celebra un mercado callejero nocturno en la zona, que aunque personalmente no me gustó demasiado y estaba atestado de gente, fue entretenido. Especialmente está enfocado a la gente local.

3-Visitar el mercado Don Xuang, el más grande de la ciudad

Es el mercado más grande de Hanoi, aunque personalmente no me pareció nada del otro mundo, quizás por haber visto ya muchos mercados en Asia. Pero es entretenido pasearse viendo los distintos puestos de comida – alguna de lo más extraña-, ver como discurre el ir y venir de los comerciantes y de los paisanos que compran algunas provisiones. Los mercados son la esencia de los lugares en mi opinión, así que no concibo una visita a un lugar sin pasarme por su mercado. Llegar hasta allí fue de lo más entretenido.

mercado-hanoi

4- Saborear su comida

La comida en Vietnam es absolutamente deliciosa y en su capital no podía ser menos. Podemos encontrar desde pequeños puestos de comida callejera, barecitos improvisados donde comer tapas (sí, tapas) o degustar el sempiterno pho, cafeterías de lo más agradables y con una deliciosa repostería de herencia francesa, y restaurantes de todo tipo con una oferta gastronómica mucho más amplia. La variedad gastronómica de Hanoi es increíble.

Unos de los platos típicos de Hanoi, es el Bun Cha. Un plato por el que generé una pequeña adicción. Lo comí en varios sitios y en distintos estilos y es absolutamente delicioso.

buncha-vietnam

Si quieres saber más sobre la gastronomía de Vietnam, no te pierdas mi artículo

>>> Saboreando Vietnam. Un paseo por la gastronomía vietnamita

5- Pasear por el lago Hoan Kiem

Además del barrio antiguo, éste fue uno de los lugares que más me gustaron de Hanoi.

En el lago podemos encontrar el puente rojo The Huc, – muy bello y pintoresco-, el templo de Son, la torre de la tortuga y el pabellón de Tran Ba, la isla de jade. Pero lo que realmente me encantó del lago es el ambiente que se respira en el parque que lo rodea.

Hanoi

hanoi

El lago Hoan Kiem (o lago de la espada) es el corazón de la ciudad y está repleto de gente local, paseando, haciendo tai chi, sentados en un banco, tomando un respiro de la frenética ciudad.

Hanoi

 

Uno de los momentos que recuerdo con más cariño de Hanoi, fue un domingo, día en el que el parque está en plena ebullición de familias, parejas y jóvenes locales pasando la tarde. Así que decidimos emularlos, y nos sentamos en un banco disfrutando de dos helados. Varios estudiantes se acercaron a charlar con nosotros, conocernos y practicar inglés. Pasamos una tarde sumamente agradable compartiendo charlas e historias con ellos. Hablando de sus sueños, de sus vidas, de las nuestras…

6-Tomarte una cerveza Bia Hoi

Dicen que la Bia Hoi es la cerveza más barata del mundo, y realmente doy fe que es sumamente barata, más que el agua.

bia-hoi

La cerveza es ligera y suave, y de producción casera, se hace diariamente. Pero lo que hace que sea un momento especial, es el hecho de tomarla en alguno de los bares locales de Bia Hoi, que hay en Hanoi, sentados en las minúsculas mesas y sillitas en plena calle, mientras socializas con el resto de parroquianos y ves la vida pasar. Todas las tardes hubo algún momento Bia Hoi durante nuestro paso por Hanoi.

Uno de los lugares donde es típico tomarla en el centro del barrio antiguo, es la Bia Hoi Junction.

bia-hoi-hanoi

 

7- Visitar el mausoleo de Ho Chi Minh

El paseo hasta allí es de lo más agradable. Con unas casas coloniales y unos palacetes que quitan el hipo. En nuestro caso, no nos interesaba demasiado entrar al interior, pero si a ti te interesa, deberás ir muy pronto y ponerte a hacer una cola kilométrica para poder acceder. Cientos de vietnamitas desfilan en silencio y con el mayor de los respetos para admirar el cuerpo embalsamado del venerado Ho Chi Minh.

mausoleo-ho-chi-minh-Hanoi

A tener en cuenta: No se pueden hacer fotos al cuerpo ni pararse o hablar frente a él. Y entre Octubre y Diciembre el cuerpo es enviado a Rusia por lo que no es posible verlo. Junto al mausoleo está el palafito donde vivió el libertador del país, tal y como lo dejó en 1969.

Muy cerca está también la Pagoda del Pilar Único, sujeto sobre una sola columna. Este lugar lo imaginaba más bonito, pero está en un parque muy agradable y es un lugar interesante de ver.

pagoda-pilar-unico-Hanoi

8- Disfrutar del Templo de la Literatura

No queda lejos de la Pagoda del Pilar único, por lo que se puede ir en un paseo, más o menos agradable en función del calor. En nuestro caso infernal.

El templo me encantó, aunque fue uno de los lugares donde encontramos más gente. Pero es un espacio realmente bello y con mucho encanto, tanto por el templo en sí, como por los agradables jardines donde se ubica.

templo-literatura-hanoi

templo-literatura-hanoi-Hanoi

Fue construido en el año 1070 en honor a Confucio y fue la primera universidad de Vietnam donde se enseñaba principalmente literatura, de ahi su nombre. Fue una universidad muy prestigiosa, con un nivel muy elevado en el que sólo los estudiantes más avanzados eran capaces de aprobar. En honor de todos estos estudiantes se esculpieron más de 100 losas que reposan sobre unas tortugas de piedra, símbolo de longevidad y de buena suerte.

templo-literatura-Hanoi

Merece la pena dedicarle un buen rato, es un lugar con mucho encanto.

9- Pasear por el barrio francés

En este barrio es donde se encuentra la glamourosa Opera. Es una zona muy elegante y con casas coloniales realmente espectaculares. También hay cafés y restaurantes más refinados y se respira un aire mucho más distinguido.

opera-Hanoi

Personalmente me resultó muy placentero pasear por este barrio.

10- Acercarse a la Pagoda de Tran Quoc

Esta pagoda se encuentra lejos del centro de Hanoi, junto al lago Oeste o Ho Thay y se sitúa sobre una pequeña isla.  Nosotros fuimos en taxi y luego desde allí paseando hasta el mausoleo de Ho Chi Minh.

Es el templo budista más antiguo de Hanoi, del año 544. Mide 15 metros y tiene 11 plantas (cada uno de los estados budistas).

Es una pagoda bella, a la que llegamos justo cuando acababan de cerrar para su pausa de mediodía, así que no pudimos disfrutar de su interior ni de sus vistas que dicen que son bastante bonitas.

pagoda-tran-quoc

Pero aún así, estuvimos bastante tiempo allí. Junto a la pagoda hay un pequeño parquecito, que estaba repleto de jóvenes con ganas de socializar y practicar su inglés, con lo que, una vez más, pasamos un buen rato .

NOTA SOBRE HORARIOS

La mayoría de monumentos y edificios visitables cierran para su pausa de mediodía, algunos a las 11.30h, para comer. En Vietnam abren, paran para comer y cierran más pronto. Así que tenlo en cuenta a la hora de visitar ciertos monumentos.

El paseo por los alrededores de la pagoda es muy agradable, lleno de esas típicas minúsculas sillas y mesitas a modo chiringuito para tomar algo, tan habituales en esta ciudad y repartidas por cualquier lugar donde haya un poco de espacio.

HANOI

Hanoi es una ciudad evocadora, repleta de magia, con una fusión encantadora de caos, de pasado colonial, de antiguas e intensas historias… y de la que me costó mucho irme. Estuvimos casi una semana y hubiera alargado un mes sin ningún problema. Me sentí como en casa. Si tienes pensado visitarla, te recomiendo que no la utilices simplemente como una ciudad de paso. Disfrútala y déjate llevar por su ritmo frenético y pausado a la vez. Intenso. Inolvidable.

Si estás pensando viajar a Vietnam, no te pierdas

>>>  Mi Guía Práctica para Viajar a Vietnam

 

¿AÚN NO CONOCES MI TIENDA VIAJERA?

tienda-regalos-viajeros-moonflower

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo y no te pierdas ninguna novedad

¡Bravo ya estás suscrito/a!