Asia, Malasia

Isla de Kapas en Malasia o el placer de lo sencillo

Tengo que confesar que éste es un artículo que dudaba si quería escribir o no. A veces, descubres lugares tan maravillosos y tan poco frecuentados por turistas, que te resistes a contárselos al mundo. Lugares que preferirías reservarte para ti.  Como si así fueran a conservarse más intactos. Más puros. Más eternos. Al menos en tu memoria. Y éste es uno de ellos.

isla-de-kapas-malasia

Pero si yo descubrí este lugar fue porque alguien me habló de él. Y creo que los demás también tienen derecho a disfrutarlo y a saber de su existencia. Quizás incluso ya sepas que existe.

Pulau Kapas es desde el año pasado, mi lugar favorito de Malasia. Y se ha convertido en uno de mis rincones especiales del mundo.

Si me has leído más veces, conocerás mi amor por las islas Perhentian, también en Malasia. Unas islas a las que he ido tres veces y que guardan en mi corazón un rincón muy especial. Pero después de mi última y tercera vez allí, descubrí unas islas que ya poco tenían que ver con la primera vez que me enamoraron. Aunque siga pareciéndome un lugar espectacular. No vamos a engañarnos. Las islas Perhentian siguen siendo maravillosas y si no las conociste hace unos años no sabes tampoco como eran. Ni sabes que antes eran muchos menos los turistas que las visitaban. Que eran muchas menos las construcciones que se estaban llevando a cabo. Que eran muchos menos los occidentales que decidían quedarse a trabajar en chiringuitos o como instructores de buceo dando un aire a a las islas mucho menos local. Ni sabes que la tranquilidad era mucho mayor. Todos los lugares tienen derecho a evolucionar. Pero no siempre se hace de la forma más consciente ni responsable. Pero no me malinterpretes. Las Perhentian siguen siendo maravillosas. Su entorno sigue siendo espectacular. Y sus fondos de ensueño. Así que si nunca has ido, ve. Merecen mucho la pena. Seguro que te emocionarán como me emocionaron a mi la primera vez e incluso las siguientes veces que he ido.

Pero yo tenía ganas de descubrir mi nuevo paraíso en Malasia.

Así que hablemos de Pulau Kapas.

pulau-kapas-malasia

Tras viajar a Vietnam el verano pasado, decidimos pasar unos días en alguna isla de Malasia. No concibo un viaje por esos lares sin un poco de mar, de buceo y aire isleño. Era ya mi cuarta vez en Malasia y había un lugar del que había oído hablar desde hacía unos años y estaba en mi punto de mira. La pequeña isla de Kapas. Así que no lo pensamos demasiado. Estaba deseando descubrirlo.

Es quizás la isla donde mejor me he sentido y la más agradable de las que he estado en Asia.

No hay carreteras, ni aldeas, ni vehículos a motor. Ni siquiera perros.

En la isla no hay más que playas, selva, peces, murciélagos gigantes revoloteando por las noches y una tranquilidad y un buen rollo magnífico.

isla-pulau-kapas-malasia

Quizás no sea la isla más bonita de todas las de Malasia. Incluso Perhentian y la turístca Redang posiblemente sean mucho más bonitas. Pero fue esa mezcla de ambiente distendido y fácil, relajado, sencillo. De serenidad, de pocos servicios, de aire local y también de playas magníficas lo que me enamoró.

PAZ Y TRANQUILIDAD

Esta pequeña isla se encuentra a unos 20 minutos de Marang, en el estado de Terengganu, en la costa Este de la Malasia peninsular. La proximidad a la costa hace que sea un destino frecuentado básicamente por turistas locales que van a pasar el fin de semana o simplemente el día. Encontrarás gente sólo durante los fines de semana. Entre semana, la isla es un auténtico remanso de paz.

Turistas locales pegándose un bañito

Turistas locales pegándose un bañito

La gente local que visita la isla está encantada de charlar contigo y hacerte mil preguntas sobre ti y tu país. Y contarte cosas sobre ellos. Y eso fue otro de los motivos por los que esta isla me encantó.

Haciendo amigas

Haciendo amigas

El ambiente de Pulau Kapas es tremendamente relajado, distendido y cordial. Todo el mundo habla con todo el mundo. Y después de haber pasado allí una semana fue como si el tiempo pasara más despacio y una paz absoluta me invadía. No quería marcharme de allí.

La isla es muy pequeña y el hecho de que haya tan poca gente hace que acabes conociendo a todo el mundo. Tanto los pocos turistas que hay, como la gente local que trabaja y vive allí. Era muy habitual acabar tomando un té en la misma mesa que ellos, charlando sobre la vida, o simplemente observando el mar. Muy despacio. Muy relajadamente. Sintiéndote en casa.

Incluso no hay estrés para cobrarte en los sitios. Si no pagas ahora, ya pagarás por la tarde o mañana. Una sensación de confianza absoluta.

Tras una semana me sentía absolutamente fusionada con la isla. Como si siempre hubiera pertenecido a ella.Todo es fácil aquí. Sosegado. Hasta acabé hablando más despacio, como si las palabras no tuvieran prisa tampoco por salir.

puesta-sol-isla-mapas-malasia

 

Es un auténtico paraíso que espero permanezca así durante mucho tiempo. Los pocos servicios que hay en la isla y la baja calidad de sus alojamientos quizás ayuden a que no se masifique.

Tampoco busques wifi, porque no lo hay en toda la isla. A Pulau Kapas se va a conectar con la naturaleza, con uno mismo y con los demás.

CÓMO LLEGAR A LA ISLA DE KAPAS

El aeropuerto más cercano es el de Kuala Terengganu. Hay vuelos muy baratos desde Kuala Lumpur con Airasia. Desde allí se llega a Marang en unos 35-40 min. aproximadamente, donde está el embarcadero. Un taxi cuesta 50 RM. Mucho cuidado no confundas Marang con Merang, que es el lugar desde el que salen los barcos a Redang.

Desde la misma ciudad de Kuala Terengganu también hay autobuses que te llevan hasta Marang,

El embarcadero de Marang es bastante pequeño y muy tranquilo. Una vez llegas allí hay algunas tienditas para contratar la barca que te lleva a la isla.

embarcadero-marang

Las dos compañías más frecuentes para contratar la barca son Suria Link Boat Service y MGH Boat Service. En nuestro caso nos decantamos por la última opción ya que salía más económica. Nos costó 40 RM ida/vuelta cada uno.

barca-isla-kapas-malasia

mgh-boat-service

Aunque veas que tienen unos horarios establecidos, mi impresión es que salían cuando tenían algo de gente. Porque nosotros no salimos a la hora establecida, sino cuando nos juntamos 4 personas. El trayecto hasta la isla dura unos 15-20 min.

llegada-isla-kapas-malasia

Nos dejaron en el embarcadero principal de la isla y con un calor insoportable y las mochilas a cuestas tuvimos que ir caminando por las playas hasta encontrar el lugar donde nos alojábamos. A la vuelta, afortunadamente nos recogieron directamente delante del hotel. Así que intenta que te dejen en la playa de tu alojamiento cuando llegues. Porque patear por la arena ardiendo, subiendo y bajando escaleras, con la mochila colgando y un calor horroroso no es la mejor experiencia al llegar.

Ya sólo llegar, te sorprenderá la tranquilidad y que no hay absolutamente nadie.

LAS PLAYAS DE KAPAS

Lo mejor de las playas es que estarás absolutamente sólo casi todo el tiempo. La arena es más o menos blanca en función de la playa, cuanto más al Norte de la isla, mejor. Pero en general son todas maravillosas. El agua es clara, limpia y cristalina. Casi irreal. Y en casi todas las playas encontrarás cientos de peces enredándose en tus pies y bastante coral. El snorkel es estupendo. También hay un pequeño centro de buceo en la isla, para quien desee hacer inmersiones.

Se pueden recorrer todas las playas a pie. Para ir de una a otra, hay escaleras que te llevan de un lugar a otro, con más o menos dificultad o desnivel.También pueden alquilarse kayaks.

acceso-playas-isla-kapas-malasia

Playa del embarcadero

La playa principal de la isla y la más grande. Siempre, durante los 8 días que estuvimos, la vimos desierta. Ni un alma. Es la más abierta al mar y suele tener el agua un poco más agitada.

En esta playa está el Kapas Island Resort al principio , y hacia el final de la playa el camping y el Captain Long House

playa-embarcadero-isla-kapas-malasia

playa-embarcadero-kapas-malasia

Playa al Norte del embarcadero

Justo a la derecha de la principal, mirando al mar.Es una pequeña playa donde se encuentran las sencillas cabañas del Pak Ya Seaview. Casi siempre sin nadie

playa-pak-ya-seaview-isla-kapas-malasia

Tercera Playa

Esta es la playa donde estaba nuestro hotel y donde más ambiente había. Unas 8-10 personas durante el día y unas 30-40 durante la noche porque aquí es donde hay más opciones para cenar y más ambientillo. Siempre hablando del ambientillo de esta isla. La playa es bastante bonita.

La playa en hora punta

La playa en hora punta

playa-kbc-isla-kapas-malasia

Por las tardes antes de ponerse el sol, también era habitual que la gente de la isla y los pocos turistas acabasen jugando partidos de volley en la playa.

jugando-volley-isla-kapas

En esta playa encontramos tres alojamientos.

El Kapas Beach Chalet (KPC), donde más gente solía haber.

Más adelante encontramos el Makcik Gemok Beach Resort, junto al café Ombok, un lugar donde solíamos pasar muchas horas.

Y al final de la playa se encuentra el Kapas Coral Beach Resort, donde nosotros nos alojamos. Es un rincón tranquilo y con un buen arrecife de coral para hacer snorkel.

corales-isla-kapas-malasia

Playa de Kimi Chalets

Por unas escaleras desde la playa anterior se accede a esta playa donde sólo está el resort Kimi Chalets. La playa es agradable, pequeña, pero no tan bonita como la anterior.

playa-kimi-isla-kapas-malasia

playa-kimi-chalets-isla-kapas-malasia

Quinta Playa

Aquí antes estaba el Harmony camp site, pero actualmente no hay nada. Quizás es la playa más bonita de la isla. Aunque yo me enamoré de la siguiente.

quinta-playa-isla-kapas-malasia

quinta-playa-kapas-malasia

Es un verdadero remanso de paz, apenas hay nadie. La playa es maravillosa y bastante grande y además hay mucha sombra. El agua es absolutamente cristalina. La vez que coincidimos con más gente quizás fueron 5 personas.

Playa Norte, sexta playa

Al final de la anterior playa, hay un caminito que se adentra en la selva y que conduce a unas empinadas escaleras que se abren paso entre toda la hojarasca. Suben, bajan, suben, bajan…  y de repente ante nosotros la isla de Gemia (una isla privada enfrente mismo, con un único hotel de lujo)

vista-gemia-isla-kapas-malasia

Y un poco más allá, una de las playas más maravillosas donde he estado en los últimos años.Sobre todo por lo que hay bajo el agua.

sexta-playa-isla-kapas-malasia

Entre las dos islas el snorkel es absolutamente espectacular. Cientos de corales, de peces, de anémonas en las que revolotean decenas de peces payaso…. La emoción me embargaba cada día. Me pasé horas y horas bajo el agua. Este lugar me robó totalmente el corazón.

nemo-isla-kapas-malasia

snorkel-isla-kapas-malasia

Además no hay casi nadie. Fuimos casi todos los días de nuestra estancia en la isla, y casi siempre estábamos solos.

Playa del Turtle Valley

La playa más al sur. Hacia la izquierda de la playa principal mirando al mar. Es decir, justo en sentido contrario al resto.

Al final de la playa principal del embarcadero se accede a una colina por unas escaleras muy empinadas a través de la selva.

escaleras-turtle-isla-kapas-malasia

Una vez arriba de la colina, las escaleras bajan hacia la playa de Turtle Valley, el mejor lugar para ver tortugas. La playa es pequeña y no muy bonita. Y además tiene muchas piedras. Aquí es donde está el resort del mismo nombre y uno de los más populares de la isla, porque tiene algunas comodidades más. La playa también estaba desierta el día que fuimos.

playa-turtle-valley-isla-kapas-malasia

Trekking

A través del Kapas Island Resort avanza un camino que en un trekking de aprox. 1 km.te lleva al otro lado de la isla donde hay una pequeña cala.

trekking-isla-kapas-malasia

DÓNDE ALOJARSE

El alojamiento que hay en la isla es bastante sencillo y no destaca por su limpieza ni por su confort o comodidades. Pero… a quien le importa estando en el paraíso. A mi personalmente no.

Aunque vimos gente que llegaba y al día siguiente se volvía a marchar un poco decepcionada. Quizás esperaban encontrar otro tipo de lujos o más comodidades. Así que si no te conformas con que el único lujo sea la paz, el buen rollo y las maravillosas playas, entonces Kapas no es para ti.

No busques agua caliente, porque no la hay en ningún hotel de la isla. Y sólo 2 o 3 establecimientos tienen aire acondionado. En cuanto a wifi ya he mencionado que no lo había en la isla.

Estos son todos los alojamientos que hay en la isla, de Norte a Sur.

Kimi Chalets

Este tiene buenas críticas en internet y es bastante popular, pero a mi personalmente no me pareció gran cosa y las cabañas parecían un poco dejadas. Y encima era bastante caro. La playa es la segunda más fea de la isla en mi opinión. Y además los propietarios no nos parecieron de lo más agradable. Quizás lo sean más con los alojados.

El restaurante sólo funcionaba para la gente alojada aquí.

Kapas Coral Beach Resort

En el Kapas Coral Beach Resort fue donde nos alojamos

kapas-coral-beach-resort

El espacio común y donde está el supuesto restaurante (muy cutre) está bastante sucio y destartalado. Los restos de platos y vasos se dejaban durante horas. Y hay bastantes zonas en obras. Pero las cabañas no están mal. Son de reciente construcción y son sencillas. La habitación es espaciosa con 2 camas. Una grande y otra pequeña, por lo que valen perfectamente para 3 personas. Muy sencilla, pero cómoda. Parecen mejores por fuera que lo que realmente son por dentro. Pero suficiente para dormir y pegarse una ducha. Y lo mejor es que tiene A/C, uno de los pocos alojamientos con aire en la isla. Importante para mi, si tengo la opción de elegir, por el tema de los mosquitos, que a mi personalmente me devoran.

habitacion-kapas-resort

cabañas-kapas-coral-beach-resort

El baño es muy simple, pequeño y está bastante dejadete. Con la omnipresente taza del WC y ducha todo en uno, tan habitual por eso lares.

baño-kapas-coral-resort

Nos costó 40€ la noche con desayuno.Pagamos un poco más por el A/C: Hay opciones más baratas si prefieres prescindir del aire.

Makcik Gemok Beach Resort

Las cabañas tienen buen aspecto y están desiertas durante la semana. El fin de semana se llenan de jóvenes locales.

Kapas Beach Chalet (KBC)

Quizás el segundo resort más popular de la isla. Las cabañas son sencillas pero se ven muy agradables y aquí es donde está el restaurante de moda de la isla, del que hablo más adelante.

Pak Ya Seaview

Unas sencillas cabañas en forma de A que parecían agradables, aunque sencillas.

pak-ya-seaview-isla-kapas-malasia

Kapas Island Resort

El Kapas Island Resort es el resort más grande de la isla, con un montón de cabañas que han vivido tiempos mejores. Supuestamente es el más “lujoso”, pero sería quizás en otros tiempos, porque personalmente me pareció que estaba muy abandonado.

No se veía ni un alma allí. Aunque por lo que parece se llena de locales los fines de semana.

kapas-island-resort-malasia

Camping

Al final de la playa principal. Muy barato y puedes alquilar las tiendas, no hace falta llevarla. Conocimos a una chica que llevaba viviendo meses en ese camping.

camping-isla-kapas-malasia

Captain’s Long House

Un pequeño y sencillo establecimiento al Sur de la playa principal con un dormitorio común. Parece que es bastante popular entre mochileros low cost y tiene buen ambiente.

captains-longhouse-isla-kapas-malasia

 

Turtle Valley Resort

Es el resort más apartado y el que siempre está completo. El más popular de la isla y también el más caro. Está gestionado por una pareja de holandeses. Las cabañas por fuera tenían buena pinta. Y parece que el restaurante es muy bueno (no llegamos a probarlo). Cuesta bastante acceder al lugar, me imagino subiendo y bajando por esas empinadas escaleras entre la selva con las mochilas a cuestas. Personalmente no me gustó nada la playa.

No acabo de entender el éxito de este lugar. Seguramente sea porque son occidentales y haya algún lujito más, por la comida al estilo occidental y porque el lugar está más limpio que el resto.

DÓNDE COMER

No hay demasiados sitios donde comer y sólo un par de establecimientos en toda la isla sirven cerveza. Recordemos que estamos en un estado de fuerte tradición musulmana.

La lentitud del servicio en general es suprema, pero ya te lo decía antes, aquí va todo despacio.

La variedad también es complicada. La mayoría de sitios tienen unas pocas opciones para elegir y las mismas todos los días. No esperes las barbacoas por la noche con pescado fresco como encontrarás en Perhentian. Aquí eso no existe. Encontrarás sobre todo platos simples a base de arroz y noodles.

En nuestro hotel el restaurante estaba bastante dejado y no tenían apenas de nada, así que no comimos allí más que un par de veces. Suficiente teníamos con desayunar allí. La verdad es que fueron muy amables y después del primer día, nos preguntaron qué queríamos desayunar y se fueron a tierra firme a comprarlo. Pero la voluntad muchas veces no lo es todo.

Si la lentitud era una constante en la isla, en nuestro hotel la pachorra era suprema. La cocinera era un encanto, pero también una verdadera adicta a las telenovelas y para ella eso era lo más importante en su día a día. No se te ocurriera molestarla.

Café Ombok

Junto a nuestro hotel. Con los chicos de este chiringuito hicimos muy buenas migas y pasamos allí muchas horas. Buena música, ambiente muy relajado, zumos riquísimos, un teh tarik delicioso y la comida muy buena. Aunque con muy poca variedad. 3 platos básicos a base de arroz y noodles y listos. Pero todo muy sabroso. Y además barato para ser una isla. Un Nasi Goreng sólo 10RM.

ombok-isla-kapas-malasia

nasi-goreng-isla-kapas-malasia

KBC (Kapas Beach Chalet)

Este es el restaurante más popular de la playa donde se encuentra y creo que también de la isla. Y es el único que quizás se adapte a los gustos occidentales. Además sirven cervezas. Tienen una carta bastante variada de platos locales y occidentales. Nosotros fuimos a comer/cenar varias veces. La comida está muy buena, pero es más cara que en el resto de la isla y para mi gusto el sitio tiene demasiado aire occidental. Además lo gestionan extranjeros. Es el sitio más “masificado” de la isla, así que si no vas pronto, te quedas sin mesa. Es el restaurante “de moda” en la isla para los occidentales.

KBC-isla-kapas-malasia

Café de las cabañas del Pak Ya Seaview

Un sencillo chiringuito con comida local y barata. Comimos un día. Nada del otro mundo, pero barato.

Pulau Kapas Café

Un pequeño café local justo junto al embarcadero. Es un lugar pequeño gestionado por una familia de locales. Tienen una carta bastante variada, para lo que es la isla. La señora mayor es muy agradable, las hijas un poco menos. Pero la comida es barata, casera y deliciosa.

Era nuestro local favorito, después del Ombok.

cafe-pulau-kapas-malasia

Koko Beach Restaurant

Justo al lado del Captain’s Long House en la playa principal. No lo probamos porque el día que fuimos allí no había nadie. Estarían echando la siesta.

koko-restaurant-isla-kapas-malasia

No hay mucha información sobre la isla de Kapas.Y sinceramente, confieso que prefiero que sea así. A mi personalmente me ha costado hablarte de ella. Temo que pierda su esencia, la magia, la paz que encontré y que me hizo tan feliz.

atardecer-isla-kapas-malasia

Pero si vas, espero que te enamore como a mi. Ten claro que no encontrarás lujos ni comodidades pero el ambiente y las hermosas playas compensan con creces todo lo demás. Sólo déjate llevar por su ritmo y disfrútala. Quizás en unos años ya no podamos encontrar todo lo que ahora mismo Kapas nos regala.

 

¿AÚN NO CONOCES MI TIENDA VIAJERA?

tienda-regalos-viajeros-moonflower

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo y no te pierdas ninguna novedad

¡Bravo ya estás suscrito/a!