Adictos a Asia | Por qué viajar a Asia nos crea adicción

Inicio > BLOG > Adictos a Asia | Por qué viajar a Asia nos crea adicción

La primera vez  que viajé a  Asia, me lo advirtieron. Una vez pises Asia no tendrás escapatoria. Quedarás irremediablemente atrapada. Y no pudo ser de otra manera. Desde que fui por primera vez, quedé irremisiblemente encandilada y enamorada por la magia de este continente. Y no he podido parar de viajar a Asia una y otra vez.

Asia es un crisol de razas y culturas, no en vano es el continente más poblado y extenso del planeta. Desde los pueblos de Oriente Medio, Asia Central, el Subcontiente indio… hasta mi amado Sudeste Asiático o el extremo Oriente, sus más de 4.000 millones de habitantes hacen de esta parte del mundo un lugar tan mágico y misterioso  que resulta imposible no ceder a sus encantos y caer sucumbido por su abrumadora riqueza y mezcla cultural.

asia

Pero ¿por qué Asia nos  produce esa sensación tan adictiva que nos hace volver una y otra vez?  Cada uno tendremos nuestros motivos y nuestros rincones preferidos, y yo por supuesto tengo los míos. Pero hoy he querido compartir también las razones y rincones favoritos de 4 grandes viajeros y  amigos, que también han viajado en numerosas ocasiones por la maravillosa Asia  y al igual que yo, sienten un amor enorme por este continente.

QUÉ LES HE PREGUNTADO

Estas son las preguntas que les he formulado

1- ¿Qué encuentras en Asia que tanto te atrae? ¿Por qué esa adicción a Asia?

2- ¿Cual es tu país favorito de Asia, de los que has visitado?

3- ¿Y tu rincón y/o ciudad preferido?

LOS VIAJEROS Y SUS RESPUESTAS

* Octavio del blog Un Mundo para 3

Octavio es parte del equipo de una familia viajera entrañable, que se completa con Montse y el joven Álvaro, con el que han viajado por el mundo desde que era un bebé. Un claro ejemplo de que viajar con niños y en familia no es ningún impedimento si tu pasión por viajar supera cualquier excusa. Juntos constituyen un equipo viajero por el que es imposible no sentir cariño.

No te pierdas  su blog Un Mundo para 3, especialmente si viajas con peques.

Éstas son sus respuestas.

R1- En Asia hemos encontrado todo, gentes sencillas, amables, cariñosas, unos paisajes que le cortan a uno la respiración y por supuesto degustar día a día su maravillosa gastronomía. Volver a disfrutar de ese choque cultural que uno percibe cuando visita cualquier gran ciudad de Asia, lo tradicional nunca está reñido con lo moderno, ellos consiguen que casen a la perfección!!! Estar en Asia es sentir Paz.

La familia de Un Mundo para 3 en Malasia
La familia de Un Mundo para 3 en Malasia

R2-Difícil pregunta porque todos nos han gustado, todos nos han apasionado, pero si tenemos que nombrar uno, este sería Tailandia, el país de la eterna sonrisa por ser el primero de los países del Sudeste Asiático que visitamos.

R3-Muchos rincones, ahí no nos queremos mojar, jejeje sabéis que cualquiera es una pasada y en todos hemos vivido momentos maravillosos. Y una ciudad preferida, jejeje, pues nos gusta mucho Bangkok, Singapur es la Suiza Asiática, Kuala Lumpur nos resultó un crisol de culturas. En definitiva todas, porque de Hanoi tenemos preciosos recuerdos.

Un Mundo para 3 en Hanoi, Vietnam
Un Mundo para 3 en Hanoi, Vietnam

* Blai 

Blai es un entrañable joven que a pesar de sus 20 años ha recorrido ya medio mundo. Empezó a viajar con la familia, desde muy jovencito y desde hace unos años lo hace también en solitario. El año pasado cumplió uno de sus sueños, viajar durante 7 meses por Asia de cabo a rabo.  Es una persona encantadora y de una sensibilidad exquisita a la que siempre es un placer volver a ver. Actualizado: Aunque leer su blog era una absoluta delicia, lamentablemente ya no escribe.

Ésto es lo que él siente por Asia.

R1- Para mi Asia es mucho más que un continente. En primer lugar, fue el lugar en el que por primera vez descubrí maneras de hacer totalmente distintas a las que había podido conocer en Europa o América. Fue, pues, un gran descubrimiento al que poco a poco, y viaje tras viaje, me fui volviendo muy adicto.

En segundo lugar, fue el escenario de mi viaje de 7 meses que realicé en 2012, con lo que el cariño que le tengo no puede ser mayor. Es un lugar que amo y al que sin ningún tipo de duda seguiré volviendo probablemente el resto de mi vida.

Son sus amables gentes, su cultura exótica, colorida y distinta, su facilidad, su gastronomía, su ambiente, su color… Asia es un estado de ánimo que quien lo prueba no puede dejar de ansiarlo.

Blai en Bagan, Myanmar

R2- No sé si es algo bueno o algo malo, pero sin duda alguna, tengo un país favorito de todos los que he conocido en Asia: Laos. Lo conocí en 2010 y me cautivó al instante. Dos años después, durante mi viaje largo por el continente, decidí regresar para corroborar mi amor o desmitificarlo. Me enamoré aún más.

Laos es un país tranquilo, un país en el que todo va a un ritmo calmado y en que encontrar una sonrisa no supone nada más que abrir los ojos y mirar. Su color es muy especial, su comida básica pero riquísima y su gente, su patrimonio más preciado. No tiene los monumentos de Camboya, ni las playas de Tailandia, pero hay algo que lo hace un país extremadamente único e incomparable.

Foto de Blai en Luang Prabang, Laos

R3- Mi rincón favorito no podría ser otro que Luang Prabang, en Laos. No obstante, para no repetirme y mostrar un poco la variedad del continente, debo confesar que otro de los lugares que más me han encandilado es Khiva, en Uzbekistán, una pequeña ciudad que formó parte de la mayor ruta comercial que jamás ha existido, la ruta de la seda, y que ha modelado a lo largo de los siglos la idiosincrasia mixta y mutante de esa bonita ciudad que respira entre el ocre del desierto y el azul turquesa de sus cúpulas.

No obstante, decir un solo lugar se me antoja totalmente imposible, con lo que si esta misma pregunta me la repitieras en 3 horas, te daría una respuesta totalmente distinta.

Foto de Blai en Khiva, Uzbekistan

* Sele del blog El Rincón de Sele

Sele es un buen amigo, y una persona estupenda, con la que he compartido muy buenos momentos e incluso algún viajecito por España. Viaja tanto sólo, como con su encantadora pareja, Rebeca. Es un viajero ávido que ha recorrido ya 80 países. El año pasado hizo realidad uno de sus grandes sueños, viajar sin billete de vuelta durante 8 meses por el continente americano. Su blog El Rincón de Sele es uno de los blogs más reputados del panorama nacional, con  relatos completísimos y muy buena información .

Él define así, su amor por Asia.

R1- En Asia encuentro que nada más aterrizar me encuentro con un choque cultural explosivo e increíblemente atractivo. Viajo a Asia para escapar no sólo de mis rutinas sino de la manera de ver la vida. Me considero totalmente «asiadicto» y muchos de mis grandes recuerdos viajeros provienen de dicho continente. Desde Oriente Medio hasta Japón, pasando por Asia Central o el Sudeste asiático… es el bazar de las especias dentro de un viaje.

Sele en Samarkanda, Uzbekistan

R2- Es complicado decidir esta cuestión pero quizás el sabor de boca que me dejó Sri Lanka es difícil de igualar. Un país pequeño con ocho lugares Patrimonio de la Humanidad, una Naturaleza deslumbrante y una gente que te sonríe de verdad son suficientes motivos para haberme enamorado a primera vista de este rincón asiático.

Foto de Sele en Sri Lanka

R3- En la selva de Tanjung Puting, al sur de Borneo (Indonesia) pude observar en libertad a los orangutanes. Se me eriza el vello sólo de pensar en aquella experiencia. Para llegar tuvimos que remontar en barca el Río Sekonyer. Allí no había vehículos ni se les esperaba. Selva densa y agua… además de un sinfín de especies animales. Me enorgullezco de haber comprobado la mirada tierna del orangután, que lamentablemente es cada vez más difícil ver en Asia.

De ciudades… me quedo con Aleppo, en Siria. Oriente Medio puro. Ojalá la guerra en este país se pare de una vez y su gente pueda vivir tranquilamente. Más amables y hospitalarios que los sirios es difícil encontrarse gente.

Foto de Sele con los oranguntanes en Borneo

* Lluís del blog Més Enllà 

Lluís es un gran viajero y un excelente fotógrafo, que  suele viajar con su pareja Nùria. Son una pareja encantadora a la que le tengo muchísimo cariño y con los que siempre es un placer re-encontrarse y charlar, son buenos amigos . Con ellos puedes pasar horas y horas hablando de viajes, especialmente de su amada Ruta de la Seda o de su siempre añorada Ladakh, una remota región india en los Himalayas, a donde vuelven siempre que pueden. Su particular Shangri-La. Son unos viajeros intrépidos y todo-terreno, y unas personas adorables.

Su blog Més Enllà destila amor por Asia y pasión por los remotos lugares que  han pisado.

Éstas son las respuestas de Lluís.

R1- Lo que me atrae de Asia es su diversidad cultural: Oriente Medio, India, Sudeste Asiático, China…. diferentes países con diferentes culturas, y todos ellos absolutamente seguros, con gente muy hospitalaria y por los que es relativamente fácil viajar.

Me atrae profundamente el budismo tibetano y la historia que hay detrás de la Ruta de la Seda. Y como las dos están en este continente, no veo motivos para no volver allí las veces que haga falta!

Por otra parte, siento la necesidad de ir cada año como si mi casa estuviera allí en vez de aquí. Es algo que necesito, por eso vuelvo una y otra vez. ¿Adicto a Asia? ¡pues si!

Lluís en China

R-2 Es difícil decidir cual país es mi favorito, pues cada uno de ellos tiene una zona que me ha enamorado.

Por las veces que he estado podría deducir que probablemente Turquía, India y Nepal sean los países que más me han gustado. Elegir entre uno de estos tres seria complicado, quizás India sea el país al que más me satisface visitar, aunque también es el que me da más pereza ir.

R-3 Esta es fácil. Mi zona del mundo preferida son los Himalayas, así que mi rincón preferido es Ladakh y Boudhanath, en Kathmandú.

En el caso de Ladakh influye enormemente el hecho de tener amigos de allí y de Cachemira, a los que deseo volver a ver y abrazar.

Kathmandú me encanta porque no creo que haya ningún aficionado a la fotografía a la que no le encante aquella ciudad y su ambiente.

* En cuanto a mi

Me siento tremendamente identificada con todo lo que han comentado mis amigos viajeros. Para mi , Asia y especialmente el Sudeste Asiático,  es un estado de ánimo, un lugar donde me siento en paz, y al que tengo necesidad de volver una y otra vez, como si fuera mi casa, y que anhelo con muchísima fuerza cuando estoy lejos. Creo que cuando estoy allí, me siento más yo que nunca. Viajar a Asia para mi es sencillamente una necesidad.

En Sulawesi, Indonesia
En Sulawesi, Indonesia

La mezcla de culturas y religiones;  el abanico de deliciosos platos de cada uno de sus pueblos que hacen que en Asia encontremos algunas de las mejores gastronomías del mundo; la fantástica hospitalidad de sus gentes que me han regalado algunas de las mejores sonrisas que jamás recuerde; el contraste de paisajes sin domar con frondosas selvas repletas de vida, montañas que rozan el cielo, arrozales de un intenso verde  o playas que parecen soñadas, con monumentos deslumbrantes o grandes ciudades encantadoramente caóticas…

Y en el orden más práctico, la seguridad que se siente en la mayoría de lugares y el hecho de que en la mayoría de países resulte muy económico viajar y vivir el día a día, e incluso permitirte algunos de esos lujos asiáticos tan confortables y mágicos, hacen de Asia un lugar que no deja indiferente a nadie.

En cuanto a mis países favoritos, también me resulta muy complicado decantarme, pero creo que Camboya y Nepal, son los dos países que,  hasta la fecha, han marcado en mi , una huella más profunda. Y en los dos países lloré de tristeza, al tener que abandonarlos.

En Bhaktapur, Nepal
En Bhaktapur, Nepal

Pero es en  Tailandia, donde me siento como pez en el agua y donde cada vez que regreso, siento que ya estoy de nuevo en casa. Quizás porque es el país asiático que más veces he visitado, o quizás porque fue el primero que conocí de este continente, pero cuando llego allí, siento que he regresado de nuevo a mi hogar. Y en segundo lugar Malasia, otro lugar donde me siento en casa, y después de Tailandia, el  país de Asia que más veces he visitado.

Mis rincones favoritos los tengo más claros. Bangkok es una de las ciudades que más me atrapa del mundo y no me canso de volver una y otra vez. Y  las islas Perhentian de Malasia  son sin lugar a dudas, mi pequeño paraíso particular en Asia. Al menos hasta que encuentre otro que lo sustituya….

Y ¿tú? ¿Te sientes también identificado con nosotros? ¿Eres también un/una asia-adict@? Seguro que si es así, tendrás también tu pequeño paraíso particular, aquel que dejó una profunda huella en ti y del que guardas recuerdos tan bellos como los que guardamos nosotros de nuestra amada Asia. ¿Los compartes con nosotros?

 Y si eres de los que aún no has estado nunca en Asia, ya lo sabes ¡Asia crea adiccción! Luego no digas que no te lo advertimos.

Carol Gutiérrez

Carol Gutiérrez | Viajera por necesidad vital y soñadora sin remedio. Técnica en turismo y travel planner de profesión y escritora por afición. Pasión por Asia, la música, el mundo del vino y la gastronomía. Más sobre mi

Ver posts

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

43 comentarios