Asia, Estambul, Europa, Grecia, Indonesia, Lisboa, Malasia, Maldivas, Rioja Alavesa, Sicilia, Sobre Viajar, Sri Lanka

Mis 10 mejores puestas de sol

lombok

Los viajes están tejidos  en gran medida por momentos que jamás olvidaremos, momentos que nos hacen reir, soñar, llorar… Momentos que se quedan grabados en la retina y en nuestros corazones para siempre.  Y sin duda, las puestas de sol forman parte de esos momentos memorables. El momento en el que la tierra, el cielo y el mar se tiñen de todas las tonalides posibles de rojos, naranjas, azules, violetas… es algo que puede perdurar en nuestra memoria durante años . Y muchos de esos instantes ,  cuando el ocaso hace acto de presencia,  me han producido tal emoción, que no he podido más que  derramar lágrimas de estremecimiento.

 Son muchísimas las puestas de sol que he vivido, evidentemente, y muchísimas las que también recuerdo como bellísimas y que jamás olvidaré: la puesta de sol tras los templos de Angkor; la caída del sol en el mar del Norte o en el Báltico, de madrugada en pleno verano ; el crepúsculo en los acantilados de Moher en Irlanda; la puesta de sol en los campos manchegos… y tantísimas más… Pero hoy me gustaría hacer un homenaje a aquellas que por la razón que fuere me han dejado una mella en el corazón y me resultan inolvidables. Quizás por la compañía, quizás por mi estado de ánimo, o tal vez porque simplemente el lugar era tan tremendamente bello, que sería imposible que no estuvieran en este ranking. Así que sin que el orden tenga ninguna importancia,  ésta es la lista de mis 10 mejores puestas de sol.

1- Grecia

Aunque la lista no tiene ningún orden de mayor a menor, sin duda, las puestas de sol que viví en Grecia, son algunas de las mejores que he visto en mi vida. Grecia tiene una luz mágica, maravillosa, casi mística, que llega a su cúspide cuando el astro rey se pone. Uno de los momentos más extasiantes que recuerdo a lo largo de mi vida viajera, de aquellos en los que la emoción se desborda y  que recuerdas para siempre, es una puesta de sol en concreto, en la isla de Santorini. No fue la isla que más me gustó de los lugares  que visité en Grecia, pero ese momento, en el que el sol se ponía tras la caldera del volcán,  no lo olvidaré jamás. Dicen que hay un antes y un después en las puestas de sol en tu vida, una vez que has estado en Santorini. Y aunque a menudo, este tipo de afirmaciones me resultan demasiado exageradas, doy fe que en esta ocasión, al menos para mi, así es.

Puesta sol Santorini

puesta de sol Santorini

Y las puestas de sol en Naxos, la isla que me conquistó y de la que ya os hablé hace poco, aunque no tengan la misma fama que las de Santorini, puedo aseguraros que son también espectaculares y mágicas.

puesta de sol Naxos

 

 

2- Estambul

Otro de los momentos que recuerdo emocionarme al ponerse el sol, fue en Estambul. Cuando la luz rojiza iba tiñiendo la Iglesia de Santa Sofía, de todas las tonalidades de ocre, rojo, naranja.. y mientras, el muecín llamaba a la oración. .. No fue una puesta de sol al uso, en el horizonte, pero es una de la escenas que quedarán en mis retinas para siempre.

puesta de sol estambul

 

3 – Malasia

En Malasia  he vivido también puestas de sol maravillosas, emotivas y espectaculares. Y unas cuantas de ellas, además. Sin duda, el puesto más alto  se lo llevan mis queridas Islas Perhentian

puesta de sol perhentian

puesta de sol perhentian

 

Pero en otros lugares del país como la isla de Langkawi, he disfrutado  también de escenas inolvidables a la caída del sol.

puesta sol langkawi

 

4 – Mirissa, Sri Lanka

Las puestas de sol desde Parrot Rock , en el extremo este de la bahía donde se ubica la playa de Mirissa, eran totalmente espectaculares y sobrecogedoras. De los 4 o 5 días que pasé en esta pequeña población pesquera al Sur de Sri Lanka, no hubo ni uno, que no me fuera paseando hasta allí para deleitarme viendo como el sol se ponía. Creo que el cielo monzónico colaboraba muchísimo a la belleza del cielo cuando caía la tarde.

Mirissa

 

5 – Labastida, Rioja Alavesa

A veces no hace falta viajar a miles de kilómetros, para gozar de paisajes y puestas de sol espectaculares, puesto que tienes  la suerte de gozar de ellos en el mismo lugar donde vives y en ciertas épocas, casi a diario. La luz cayendo sobre los viñedos y la sierra, especialmente en verano y en otoño, en Rioja Alavesa, pero especialmente en Labastida,  es un espectáculo tan mágico que pocos son los sitios donde  he visto puestas de sol tan sublimes y de un cromatismo tan espectacular. En ocasiones, tengo que parar lo que estoy haciendo, para detenerme a observar  y deleitarme embobada de la escena.

labastida

 

6 – Maldivas

Poco cabe decir de este lugar paradisiaco. Las Maldivas son bellas a todas horas del día y  adquieren un hechizo encantador al ponerse el sol. Recuerdo el momento en el que se sacó esta foto, como si fuera ahora mismo.

maldivas

 

7- Cefalú, Sicilia

Aunque hubo varias puestas de sol mágicas en Sicilia, una en concreto en Cefalú, en una tarde en la que el sol se dejaba adivinar tímidamente entre las nubes, disfruté de otro de los atardeceres que recuerdo con más cariño.

cefalu

 

cefalu

 

8- Indonesia

En Indonesia, un  bello  país, al que estoy deseando regresar, viví también algunas de las más hermosas puestas de sol que recuerdo haber vivido:

La increíble y también famosa puesta de sol en Tanah Lot en la isla de Bali

 

tanah lot

tanah lot

 

El delicioso ocaso del día en Lombok, mientras el sol se iba poniendo tras el volcán Agung en la vecina isla de Bali.

lombok

 

lombok

 

O la suprema y maravillosa relajación que disfruté en las puestas de sol  de la isla Gili Trawangan mientras la marea bajaba y dejaba los arrecifes de coral al descubierto.

 

gili trawangan

 

9 – Lisboa

Lisboa, toda ella,  es deliciosamente encantadora, pero vista desde lo alto, en el mirador del Castelo de Sao Jorge, mientras el sol se pone, tiene un embrujo difícil de olvidar

lisboa

 

10- Menorca

Y qué decir de mi amada y añorada Menorca… Lugar donde tuve la fortuna de vivir, y donde disfruté de algunas de las puestas de sol más inolvidables. Hay lugares maravillosos repartidos por todo  lo ancho y largo de la isla, donde gozar de la belleza de  la caída del sol , pero sin duda, mi particular y “privado” acantilado , justo enfrente de donde estaba mi casa, al Norte de la isla, es desde donde disfruté –  casi a diario –  de algunos de los momentos más mágicos de toda mi vida.

Desafortunadamente apenas tengo fotos de calidad de aquellos momentos, pero esas imágenes permanecerán en mi corazón para siempre

 

El instante de la puesta de sol, es sin duda uno de los momentos con más belleza del día. Especialmente cuando salimos de viaje, puesto que al caer la tarde disfrutamos de ese momento de sosiego, de relajación y descanso tras un intenso día que hace que quizás tengamos los sentidos más abiertos y susceptibles , permitiendo así que  las puestas de sol  nos embriaguen  por completo y nos lleguen a emocionar de una forma magnífica y evocadora.

Estoy convencida, que dentro de unos años, esta lista variará después de visitar otros tantos lugares, pero también tengo la total convicción, que por muchos lugares que visite, estas puestas de sol en particular jamás las olvidaré.

Y vosotros? recordáis también las puestas de sol como algo mágico? Forman parte de alguno de vuestros momentos gloriosos de vuestra vida viajera? Cuales son los lugares donde más las habéis disfrutado?

Postamigo

Atardeceres de Jamakuko Viajero

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo y no te pierdas ninguna novedad

¡Bravo ya estás suscrito/a!