Asia, Estambul, Imprescindibles en..., Turquía

Los más y los menos de Estambul

Estambul es una ciudad mágica, poderosa y sugerente. Un lugar que me atrapó y en el que me sentí terriblemente agusto. Y aunque mayoritariamente todo son alabanzas para la antigua Constantinopla, también hubo algunas cosillas que me gustaron menos o me decepcionaron. Aunque debo reconocer que fueron las menos.. Así que éstas son mis impresiones sobre lo que más me ha gustado, lo que menos y lo que me ha decepcionado un poco de nuestra estancia de 8 días en la hermosa ciudad de Estambul.

Lo que más me ha gustado de Estambul

* El Barrio de Üsküdar en el lado asiático: Me ha resultado uno de los barrios más agradables, con gente más amable y con los mejores precios. Los pequeños restaurantes de pescadito frito, el vívido mercado de pescados y verduras, los callejones…

uskudar

* El barrio de Eyüp es otro de los lugares que me ha parecido más entrañable y junto con Üsküdar, donde la gente ha sido más atenta y amistosa.La llegada en ferry a través del cuerno de oro fue espectacular.Además del recinto de la mezquita y la tumba de Eyüp, y la brillante plaza blanca en su exterior, este es un lugar donde pasearse tranquilamente resulta de lo más agradable.

eyup

* El shalep calentito al hacer una paradita en ruta. Delicioso!

estambul

 

* Los cantos de los muhecines de fondo, que de repente, te hacen dar cuenta donde estás. Me sentía tan agusto, que a veces no era consciente que no estaba en casa…

* El olor de invierno de la ciudad.(Imagino que en verano olerá distinto) Donde el aroma de las castañas asadas repartidas en puestillos ambulantes por toda la ciudad, se entremezcla con el olor a sardinas, a pescado, a mar.(como adoro el aroma del mar..)

* Las siluetas de las mezquitas que rompen el perfil de la ciudad.

estambul

* Los mosaicos de la bella iglesia de San Salvador de Chora, reflejo del esplendor bizantino en el barrio de Edirnekapi. Merece la pena también dejarse perder un poco por el barrio y por el vecino barrio de Fener.

estambul

 

* Aya Sofía. Además sin andamios. Fue el momento más sobrecogedor de toda mi estancia en Istanbul(también el más esperado). Y una maravillosa manera de empezar el año, puesto que estuvimos allí el día 1-1-11.  Algo mágico aconteció 😉

aya sofia

 

* Su encantadora, amable y amistosa gente

* Tomar çays y más çays. Y ser invitada a una y otra ronda en varios de los lugares donde lo tomé.

* Que te saquen una tapita gratis (o dos o incluso tres nos llegaron a sacar) al pedirte una cervecita. Que vayas a una pastelería y te regalen un pastelito para que lo pruebes sin tener ninguna intención de comprar nada.

* El sentirte como en casa, desde el primero momento.No sentirte extranjera en ningún instante.

* El profundo cambio de un barrio a otro, como si cambiaras de ciudad.

* Los hermosos trayectos en “vapur” por el Cuerno de Oro y por el Bósforo.

estambul

* Los puestos de frutos secos, donde nos hemos provisto de tentempies en ruta por toda la ciudad.

estambul

* Bajar por las mañanas por el Puente Galata hacia Eminönü. Hicimos ese recorrido a pie unas cuantas veces, y cada día era como si lo viese por primera vez. Una sensación de sorpresa y de placer por la vista, me invadía. Creo que es uno de los puntos más fotogénicos de la ciudad. No sé ni la de veces que retraté ese trayecto, como si lo hubiese visto por primera vez.

Estambul

* Que todo estuviera tan limpio. Hasta los baños públicos o los baños del chiringuito más cutre estaban impecables. ( y con papel)

* Y definitavemente el sentir que podría quedarme a vivir una larga temporada, sintiendo que pertenezco a la ciudad.

Lo que no me ha gustado

* Los precios de transporte y visitas. Me ha resultado bastante caro.Especialmente las entradas a monumentos.

* Que no exista una tarjeta de transporte digna como existe en otras grandes ciudades.

* Que te quiten el tripode de la cámara en casi todos los monumentos.

* Que el momento que teníamos decidido ir caminando a un lugar haciendo un pateo de largo recorrido concreto que me apetecía mucho, empezase a caer el diluvio universal y tuviésemos que coger el bus.Nuestros pies agradecieron esos momentos evidentemente… Pero la lluvia, más que el frío,  acaba siendo un inconveniente en invierno en Estambul.

* Y lo que menos me ha gustado …. no estar más días pudiéndome perder por toda la ciudad. Casi 9 días en Estambul, se me quedaron realmente cortísimos.

 

Lo que me ha decepcionado

Ha sido bien poco…

* El palacio de Topkapi. Me quedé con la sensación de haber perdido una mañana entera en un lugar que apenas me aportó nada.Por no decir la cola bajo la lluvia, que tuvimos que chupar tanto para entrar, como para acceder a ver el tesoro (otro lugar fustrante). También accedimos al Harén. Que aunque me resultó lo más interesante de la visita, también me pareció una especie de tomadura de pelo por el precio que cuesta. (apenas se ve nada)

Si tuviera que volver por primera vez, me lo saltaría. Y si alguien va para pocos días, mi recomendación es que aproveche el tiempo perdiéndose por otros rincones de la ciudad. Son horas que pueden cundir mucho para otro lugar.

haren-topkapi

* La pequeña Santa Sofía. El lugar estaba vacío de turistas y se respiraba un tremendo aire de paz, aunque lo mejor fue llegar hasta allí perdiéndonos por todos los callejones. Pero una vez en el templo, me causó una profunda decepción.Quizás llevaba muchas expextativas.

estambul

 

* El Bazar de las especias. Sabía que es un lugar turístico, y no pretendía comprar nada y bla, bla, bla.. pero me esperaba un lugar más pintoresco y con otro aire. Me pareció todo un poco como “prefabricado”. Eran mucho más bonitos los puestos callejeros de especias en otros lugares de la ciudad o incluso los que había alrededor. Me imagino que será caro además. No pregunté, simplemente nos dimos un paseo.

bazar-especias-estambul

Lo más curioso

* Los kilómetros de avenida , repleta de tiendas de vestidos de novias, que atraviesa el Barrio de Fatih. Ya les da a todas para vender ??

* Los parkings de coches. Unos por tener los coches como amontonados en pilas, para ganar espacio. Otros por tener los coches aparcados aprovechando el milímetro a la perfección. La organización de los aparcacoches, para sacar el coche del fondo cuando hay decenas de coches por delante y en los laterales todavía nos preguntamos cual será…

estambul

* Colaríamos por turcos, porque todo el mundo nos entraba en su lengua. Creo que tan sólo dos veces; una , los 15 minutos que pasamos en el Gran Bazaar, y dos, una tarde que atravesamos el Puente Galata por la parte de abajo para no mojarnos por la lluvia(donde los restaurantes de guiris que te sablean, esos..), nos entraron en inglés, alemán, español, italiano…El resto, se sorprendían que no les entendiésemos. Curioso…Aunque también he de decir que coincidimos con poca gente que hablara otra lengua que no fuera turco.

*  Las básculas para pesarte en la calle.Quien se pesa en mitad de la calle, con 10 kilos de jerseys, bufandas, gorros y abrigos?¿?¿

 

Aquí podéis ver algunas fotos de Estambul 

 

Postamigo

10 lugares de Estambul que te recomendaría un amigo turco de Viaja en mi Mochila

Diario de viaje a Estambul 2013 de Chavetas

7 días en Estambul de Descubriendo Mundo y Vida