Asia, Hong Kong

Isla de Lantau | El oasis verde de Hong Kong

La ciudad de Hong Kong es un lugar espectacular y apasionante. Pero de una intensidad tan aplastante que puede llegar a saturar si pasas varios días. Una ciudad repleta de vida, de tráfico, de gente, de ruido. De asfalto y de enormes rascacielos que parecen querer tocar el cielo.

Así que si quieres un poco de paz y de sosiego tendrás que refugiarte en alguno de sus parques.

Pero huir a un lugar donde poder saborear la naturaleza y un poco de paz es posible, más allá de los parques. Se llama Lantau y además tengo buenas noticias: ¡se puede ir en metro!

Hong Kong está compuesto por una península y varias islas, siendo Lantau la mayor de ellas con 146 km2. Esta isla es el verdadero pulmón de Hong Kong. Bosques, playas, monasterios budistas, montañas y relativamente muy pocos rascacielos. Y aunque también conviven en más o menos armonía centros comerciales y el Hong Kong Disneyland, es una verdadera evasión del caos de la ciudad.

Puedes acceder hasta la isla de Lantau cómodamente en metro. Si te alojas por la zona de Kowloon, como en nuestro caso, tardarás en llegar aproximadamente unos 30-40 minutos. 

NGONG PING

La “Ngong Ping Village”, y la montaña del mismo nombre, es sin duda uno de los atractivos más conocidos de Lantau. Y la razón por la que la mayoría de turistas se acercan hasta la isla.

ngong-ping-village-lantau

TELÉFERICO DE NGONG PING

El teléferico de Ngong Ping es por si sólo una atracción. Con una trayectoría de unos 8 km. que se realizan en aproximadamente 20 minutos, este teleférico conecta la estación de Tung Chung con la aldea de Ngong Ping y el Gran Buda de Tian Tan.

A pesar de que se puede acceder también a lo alto en autobús, el trayecto en este funicular viendo todo el paisaje es absolutamente espectacular y merece totalmente la pena. Aunque tengas la mala suerte de que te llueva justo el momento que estás subiendo, como fue en nuestro caso.Eso sí, no es apto para personas con vértigo.

isla-lantau-hong-kong

isla-lantau-hong-kong

isla-lantau-hong-kong

Las vistas desde el funicular son espectaculares

Si no te importa pagar más y te apetece una experiencia 360º, existen otras cabinas con el suelo de cristal. Con lo que creerás que estás flotando durante tu ascenso.

Puedes coger ida y vuelta o tan sólo ida. A mi me pareció una experiencia cara. 150 HKD i/v y 105 HKD sólo ida,  por persona en la cabina standard. Pero ésto es Hong Kong y ya sabemos como se las gastan con los precios. Además no me arrepiento de haberlo utilizado en absoluto.

funicular-ngong-ping-hong-kong

Procura ir con tiempo, porque las colas que se forman son tremendas. Nosotros estuvimos un buen rato haciendo cola para acceder.

EL GRAN BUDA DE TIAN TAN Y EL MONASTERIO DE PO LIN

Una vez llegas arriba y previo paso por una zona llena de recuerdos y souvenirs para el turista incauto, se vislumbra ya la inmesidad del Gran Buda. Uno de los Budas sentados más grandes del mundo. Tardaron 12 años para construirlo.

Para llegar debes acceder primero por  la pequeña  Ngong Ping Village. Una aldea artificial construída meramente para el disfrute de turistas y visitantes, con un montaje de tiendas y restaurantes absolutamente turístico.

ngong-ping-village-lantau

Pero tras unos minutos, le verás allí, expectante, sereno y grandioso: el Gran Buda de Tian Tan.

buda-tian-tan-lantau-hong-kong

Para subir hasta la cima hay que subir 268 escalones. En nuestro caso, bajo un sol abrasador y un calor húmedo insoportable. Pero créeme que el esfuerzo merece la pena. Me pareció absolutamente espectacular. Además las vistas desde arriba son increíbles.

buda-tian-tan-hong-kong

Vistas desde el Gran Buda

Imponentes vistas desde el Gran Buda

Con sus 34 m de altura, sus 250 toneladas de bronce y reposando sobre una inmensa flor de loto, este Buda simboliza la unión del hombre con la naturaleza.

buda-tian-tan-hong-kong

Está rodeado de 6 estatuas más pequeñas. Seis Devas con diferentes ofrendas que representan todos los atributos para alcanzar el Nirvana.

Las devas con sus ofrendas

Las devas con sus ofrendas

Justo en frente, está el Monasterio de Pon Lin. Uno de los santuarios budistas más importantes de Hong Kong. En el lugar se respira una fuerte espiritualidad y son muchísimos los devotos que se acercan hasta aquí para realizar sus oraciones. Lamentablemente cuando fuimos estaba en obras, pero tiene una iconografía muy colorida y un jardín muy agradable. También existe un restaurante vegetariano bastante popular gestionado por los monjes.

templo-pon-lin-lantau

monasterio-pon-lin-lantau

templo-pon-lin-lantau

En la zona también encontramos el Camino de la Sabiduría, que recorre una serie de 38 estelas de madera. Pero nosotros decidimos saltárnoslo porque queríamos visitar lo que para mi fue la estrella de nuestra visita a la isla de Lantau.

camino-sabiduria-lantau-1

Camino de la Sabiduría de Lantau, imagen de Shutterstock

TAI O

De todo Hong Kong conservo un más que grato recuerdo, pero si hubo un lugar que me enamoró fue sin duda esta aldea.

tai-o-isla-lantau-hong-kong (5)

Relajadas calles de Tai O

Para llegar a Tai O puedes acceder directamente desde el monasterio de Pon Lin con el autobus nº 21 (trayecto de 20 min) o bien volver a bajar con e funicular hasta la estación de autobuses que hay junto a la entrada del funicular y la estación de metro y tomar el autobus nº 11 (trayecto de 50 minutos). Acuérdate que éste último es el que debes tomar para volver a la estación de metro de Tung Chung. Para la línea 11, hay mucha frecuencia de autobuses. Cada 15-20 min. aproximadamente
tai-o-hong-kong

Rincones con encanto de Tai O

Teniendo en cuenta que la desenfrenada urbe de Hong Kong se encontraba casi allí al lado, llegar hasta este pueblo fue como sumergirse en la parte más rural de Asia. El trayecto hasta allí además es muy bonito. Con un recorrido que pasa junto a lindas playas y bosques verdes en todo su esplendor.

La aldea de Tai O es el hogar del pueblo Tanka. Una comunidad de pescadores que han construído sus hogares junto a las marismas de la isla. Sus viviendas son sencillas, muy básicas y construídas en palafitos sobre el agua. Gentes humildes que viven por y para el agua.

Casas en palafitos en Tai O. Me enamoré de este lugar

Casas en palafitos en Tai O. Me enamoré de este lugar

El pueblo es muy tranquilo, y a la hora que fuimos apenas había turistas. Nos dimos un paseo por sus tranquila calles, por el puente que separa las casas sobre el agua y por toda la ribera, mientras los vecinos nos iban saludando. Curioseamos por el mercado. Caminamos por el entorno verde que rodea el pueblo. Y degustamos cada minuto hasta que el sol se puso y tomamos el autobús de vuelta hasta la estación de Tung Chung, para luego regresar el desenfreno de Hong Kong.

Pescados secándose al sol en Lantau

Pescados secándose al sol en Lantau

tai-o-hong-kong

Vimos que había algún alojamiento en este encantador pueblo de pescadores y sinceramente, no me hubiera importado nada quedarme alli un par de días. Simplemente para saborear el entorno.

Existe también la posibilidad de recorrer en barca los canales junto a los palafitos. A mi no me pareció muy tentador, preferí pasear a mi aire, así que ni siquera pregunté.

tai-o-hong-kong

Si dispones de unos cuantos días en Hong Kong, ésta es una visita que no debes perderte. Personalmente me enamoré de la isla de Lantau. De su verde esplendor, de su entorno y de los lugares mágicos que esconde.

tung-chung-hong-kong

Salida del metro de Tung Chung.

CÓMO LLEGAR HASTA LA ISLA DE LANTAU
Coge el metro hasta la estación de Tung Chung y sal en la salida B. En 5 minutos andando encontrarás la estación de autobuses y la estación del funicular.Junto a la salida hay un centro comercial bastante grande, con multitud de tiendas y restaurantes.

 

También existen excursiones organizadas  que te llevarán hasta allí. Algunas incluyen la observación en barco de los delfines rosas, actualmente protegidos. Pero el transporte público de Hong Kong es sumamente fácil y confortable.

 

¿AÚN NO CONOCES MI TIENDA VIAJERA?

tienda-regalos-viajeros-moonflower

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo y no te pierdas ninguna novedad

¡Bravo ya estás suscrito/a!