Asia, Camboya, Hoteles

Hoteles en Camboya

Tras dejar las primeras impresiones sobre el viaje y el itinerario y guía práctica de Camboya, me gustaría hablaros sobre los hoteles que utilizamos en este viaje a Camboya.

De antemano decir que este viaje nos hemos pegado cierto homenaje, y que hemos utilizado hoteles un tanto más bonitos y con encanto que en otras ocasiones. (Aunque siempre solemos incluir uno durante el itinerario para homenajearnos) Pero este año nos lo merecíamos, y además a los precios que se manejan en Camboya uno puede permitirse estos pequeños lujos.

Excepto el primer hotel de Phnom Penh que reservé con antelación desde aquí, el resto de hoteles los reservamos sobre la marcha una vez en Camboya. Bien a través de e-mail o bien a través del teléfono llamando uno o dos días, antes de ir.  No tuvimos problema para encontrar sitio, pero a menudo en algunos puntos, cogimos de las últimas habitaciones en los sitios que me apetecían. E incluso en Siem Reap, la última noche que no estaba prevista, tuvimos que cambiar de habitación. Aún así, pudimos alojarnos donde queríamos. Como siempre, si no se tiene en mente ningún establecimiento concreto, y te da un poco igual donde alojarte, creo que no hay ningún problema para encontrar alojamiento sobre la marcha.

En las localidades más grandes tipo Phnom Penh, Siem Reap, Battambang … la oferta es amplia y si no es donde a ti te apetece, siempre existe otra opción. En las localidades más pequeñas, como Kompong Chhnang, Pursat, etc. existen menos opciones y son más sencillas, y por tanto más baratas. Pero como hay muchísimo menos turismo, no resulta un problema.

Puedo recomendar y lo hago, absolutamente todos los establecimientos donde nos alojamos.

Dicho esto, paso a listar los hoteles donde nos alojamos.

Hotel en Phnom Penh :

Hotel The Pavilion

Un hotel boutique encantandor , muy bien situado, cerca del Palacio Real y de de la calle st.240, con bares y restaurantes, y con un personal encantador. Aunque el tema del personal fue la tónica de toda la viaje.

Ocupa un bello edificio de los años ’20 con una mezcla de estilos coloniales y jemeres

 

A la entrada del hotel, encontramos una hermosa piscina común, junto a la que se situa un bar y el lugar donde se sirven los desayunos.

  

Existen diferentes tipos de habitaciones, con diferentes precios, y como nos apetecía pegarnos un lujillo, decidimos coger una de las habitaciones con piscina privada.

Estuve dudando de coger una de estas habitaciones o una de las más standard, pero realmente creo que la decisión fue totalmente acertada. La habitación era espaciosa, confortable, y luminosa. Y poder salir a un pequeño jardín con tu piscina privada propia (y más grande de lo que pensaba) es un auténtico lujo. Después de un largo de día de visitas y con un calor bochornoso, pegarte un bañito en tu habitación mientras me tomaba un zumito de fruta fresca o una cervecita fresquita, no tiene precio..

  

Nos costó la noche alrededor de 60€. Este fue el hotel más caro de todo nuestro viaje, pero mereció totalmente la pena! (Si prefieres no tener el pequeño lujo de la pisicina privada, existen otras habitaciones más económicas en el hotel)

Todo el hotel dispone de wifi gratis, y en la habitación (no se como será el resto) incluso hay un ordenador de sobremesa y un ipod dock para escuchar música, despertador,etc.

Hotel en Kompong Chhnang :

Sovannphum Hotel

En Kompong Chhnang no hay demasiado alojamiento y este es uno de los pocos hoteles que hay.Pero realmente van tan poco turistas a esta ciudad, que no supone ningún inconveniente encontrar alojamiento. Nos volvimos locos intentando llamar al nº de teléfono que aparece en la guía LP, hasta que descubrimos que está mal puesto en la guía. Por si alguien necesita alojarse aquí, os dejo el teléfono correcto (012) 812 459

Este hotel, es supuestamente uno de los lugares más confortables y “lujosos” de la ciudad. Es un hotel sencillo y sin pretensiones, pero donde estuvimos muy agusto y como estábamos casi sólos en el hotel parecíamos ya casi de la familia. Pasé largos ratos charlando con la propietaria, con el tuk tukero que hay siempre en el hotel, con uno de los conductores de moto-taxi que también acostumbra a estar por allí…y que me contó cosas tristísimas sobre su vida… En fin, que era como estar en casa.

  

Las habitaciones son sencillas y limpias . Sin lujos pero con todas las comodidades necesarias para pasar un noche confortable. Y además con wifi-gratis! Fue algo que me sorprendió en todos los lugares donde estuvimos. Habia wifi gratis por todos lados. (Igual que aquí..)

En este hotel, el baño (minúsculo) tenía la ducha al modo de muchos de los hoteles del Sudeste Asiático. Un brazo de ducha en una pared y sin ningún tipo de plato de ducha, directamente en el suelo. Lo incómodo era que estaba justo encima de la taza del wc con lo que se llenaba todo de agua..

Nos costó 10 USD la noche (unos 7€) y estuvimos super agusto

En Kompong Chnnang no hay demasiados lugares donde comer, y el restaurante adjunto a este hotel ( y propiedad del mismo) era uno de ellos. Comida rica, barata y con un personal entrañable.

Hotel en Battambang:

Hotel The Sanctuary Villa Resort

Este fue otro de los lujitos de este viaje, aunque a 35€/la noche no costó mucho sucumbir, la verdad. Un lugar espléndido, relajado, tranquilo y rodeado de un entorno muy bonito. Está a las afueras de Battambang, a unos 10 minutos en coche, en plena naturaleza, pero eso no supone problema alguno, puesto que el hotel dispone de un jeep para llevar a los clientes al centro cuando quieran. Y luego te dejan un teléfono móvil (una terminal) de ellos, para que les llames cuando quieras y te vienen a buscar de nuevo. Si aún así, por cualquier cuestión no se tercia lo del jeep, un tuk tuk desde/hasta Battambang cuesta 1 USD. Aunque a mi me suele gustar alojarme en sitios más céntricos, el poder estar rodeados de naturaleza y en un lugar tranquilo, sosegado y tan bello, compensa totalmente.

  

El hotel es nuevecito, decorado al estilo khmer,  y se compone de unas poquitas villas super confortables, grandes y con decoración agradable, con TV, DVD y wifi ; y dispuestas alrededor de una bonita y relajada piscina y rodeadas de frondosa vegetación. Todas las noches nos dormíamos con la música  nocturna de la naturaleza.

El baño da a una terracita interior (tapiada), donde hay una bañera de hidromasaje abierta. Y en otro lateral el wc y la ducha.

También hay otra terracita exterior que da a la zona de la piscina.

Por el precio que pagamos , la tarifa incluía, además del estupendo desayuno, un maravilloso masaje de una hora.

 

  

El personal es maravilloso y el restaurante fantástico. Como mencionaba anteriormente, el personal de todos los hoteles donde estuvimos fue maravilloso, pero sí me tengo que decidir por un hotel, sin duda sería en este, donde todos y cada uno de los chicos y chicas que formaban parte del equipo era absolutamente deliciosos, encantadores y donde pasamos largos ratos charlando con ellos.

Un oasis que realmente se merece el nombre de “santuario”

Hotel en Siem Reap:

Golden Temple Hotel

Este hotel es el hermano de la exitosa Golden Temple Gesthouse, y gestionado por los mismos propietarios.

  

Un hotel donde miman los detalles en todos los aspectos. Un acierto total y un lugar donde estuvimos de lujo, por 45€ la noche, incluído un masaje de una hora para cada uno, en su estupendo spa.Nos gustaron tanto sus masajes, que luego repetimos unas cuantas veces, por un excelente precio.

Hay varios tipos de habitaciones, aunque si hay disponibilidad os recomiendo las habitaciones con vistas a las pisicinas en los pisos superiores. En nuestro caso no había estas habitaciones disponibles y usamos la doble superior, con vistas a un lateral, (a una guesthouse que hay al lado) y una noche extra en una de las habitaciones junto a la piscina en la planta baja (un poco menos privadas).

  

Además de unas habitaciones estupendas, muy bonitas decoradas, con TV,DVD, wifi, etc. , el hotel tiene una piscina maravillosa para relajarse y refrescarse después de un caluroso día visitando templos. Para más sorpresa, a la que te sientas en una de las hamacas, te sacan sin coste alguno,  té, fruta y cacachutes para picar.. Así que cuesta moverse de alli.. Los desayunos fabulosos también.

  

El hotel está situado estupendamente, a 5 min. o menos andando al centro neurálgico de Siem Reap.Y de nuevo, el personal atentísimo y muy agradable.

Estuvimos de maravilla en todos ellos y aunque gastamos un poco más en alojamiento, de lo que lo hemos hecho en otras ocasiones en Asia, eran lujos totalmente llevaderos por su excelente relación calidad-precio y pequeños caprichos que este año nos apetecía regalarnos.

Apuntar también que en todos los hoteles (excepto el primero) ofrecían la opción de recogerte gratuitamente a la llegada en estaciones o aeropuerto si les avisabas con antelación.Es algo bastante habitual en casi todos los hoteles de Camboya.

Aunque el alojamiento es habitualmente para mi la parte menos importante del viaje,puesto que sólo necesito un lugar limpio y cómodo para domir, en esta ocasión fue el broche perfecto para este fabuloso viaje por Camboya. Tanto por el maravilloso personal que encontramos, como por el encanto de los lugares en sí mismos.

Algo muy importante para mi también y para colaborar en la medida de lo posible en un turismo responsable, es que todos estos hoteles están gestionados y dirigidos por camboyanos. Y que en gran parte de ellos,  los trabajadores son jóvenes con pocos recursos, a los que se les enseña un oficio para que puedan tener un futuro algo más prometedor y se les da un sueldo digno(dentro de lo que son los míseros sueldos en ese país..)

No puedo más que recomendaros todos y cada uno de los sitios donde nos alojamos.