Asia, Bangkok, Laos, Singapur, Tailandia

En el camino de una nueva aventura: Escuchar como crece el arroz en Laos

arrozal-laos

photo credit: travelmeasia via photopin cc

[quote align=”center” color=”#993300;”]“Los vietnamitas plantan el arroz, los camboyanos lo cuidan y los laosianos lo escuchan crecer”[/quote]

Esto se dice de Laos desde la época colonial en la que Laos formaba parte de Indochina.

Y creo que es un fiel reflejo de la calma y tranquilidad que dicen que reina en este país que llevo años deseando visitar. Aunque estoy segura que sus gentes trabajan duro de sol a sol y  hacen mucho más que escuchar crecer el arroz.

Ya hace dos años, mientras volvía del viaje a  Camboya me dije a mi misma:  “al año siguiente nos vamos  a Laos”. Es algo que suelo hacer siempre sin remedio: pensar en el siguiente o siguientes viajes, mientras vuelo de camino a casa . Ha tenido  que pasar un poco más del tiempo que pensaba, pero ya esta aquí. En tan sólo unos días pisaremos el que el fue el reino del millón de elefantes.

De nuevo, el Sudeste Asiático que tanto amo, me llama. Volveré una vez más, a dejarme cautivar por el gran y fascinante Mekong. A sentir la humedad de las lluvias monzónicas. A disfrutar de la hospitalidad de las cálidas y amistosas gentes y a jugar con los niños risueños que vienen curiosos a saludarte en calles y aldeas.

Este año marcho con menos plan que nunca. Aún no tengo ni siquiera claro por donde entraremos al país, y por ende ni idea de qué recorrido haremos. Lo más probable es que nos centremos sólo en una parte de Laos. El Sur o el Norte. Toca elegir, me temo. Queremos viajar dejándonos embriagar por la calma que reina en el país (y también las malas vías de comunicación, especialmente en época de lluvias, no nos vamos a engañar). Y Luang Prabang, es de momento el único “must” que tengo claro. Si tiraremos hacia el Norte o hacia el Sur, allí lo decidiremos. Aunque creo que el corazón me dice que nos quedaremos sólo por el Norte.

Llegamos a Asia por Singapur, ciudad en la que he estado un par de veces y que personalmente me encanta. Así que pasaremos allí un par de días aprovechando que nuestro vuelo de Europa llega a esta ciudad. Estoy deseando pasear  por sus impolutas calles y comer las delicias gastronómicas de este país en alguno de los  hawker food centres (Puestos de comida local al aire libre). Y también ver alguna de las novedades de la ciudad, desde la última vez que fui, como el impactante Marina Bay Sands.

marina-bay-sands

photo credit: Daniel Peckham via photopin cc

Y como no podía ser de otra forma, de Singapur volaremos a Bangkok, mi querida Bangkok, que la siento ya como mi casa en el Sudeste Asiático. Será ya mi sexta o séptima vez en esta ciudad, he perdido ya la cuenta sinceramente. Y cada vez me atrapa más y más.

Ya me estoy imaginando en la terracita de nuestro sencillo , pero acogedor  hotel al que solemos ir cuando vamos a Bangkok,  con la cerveza Singha bien fresquita en la mano viendo la pintoresca vida de esta ciudad pasar. O dandóme un delicioso masaje de pies, después de un agotador día recorriendo la ciudad o algún mercado callejero. O surcando mi querido Chao Praya para ir por ejemplo a China Town. Oliendo el aroma de los puestos de comida callejera, sintiendo ese calor húmedo y asfixiante y ese olor particular a Bangkok, cuando sales por primera vez del aeropuerto… Bangkok me tiene totalmente enganchada, así que los 3 días que tenemos previsto pasar, seguro que se me hacen irremediablemente cortos.

Desde aquí empezará nuestro viaje a Laos, y decidiremos por donde entramos al país y cual es el recorrido que el viaje nos depara.

Sólo tengo asegurada la salida de Laos. Y lo haremos por su  capital, Vientiane. Donde tengo un vuelo que nos llevará a Kuala Lumpur ( Malasia) y de allí a mis queridas islas Perhentian. A estas alturas, y siendo ya nuestra tercera visita a estas maravillosas islas, es ya manifiesto y evidente que estoy inexorablemente enamorada de este lugar. Unos días disfrutando de aguas cristalinas y algunos de los fondos marinos más maravillosos que he visto nunca , y un último día en las caóticas calles de Kuala Lumpur, darán el broche final a nuestro viaje por tierras asiáticas.

perhentian_islands

Podréis seguir nuestras aventuras,  a través de las cuentas de instagram , twitter  y facebook  donde compartiré algunas de las experiencias que esté viviendo cuando me sea posible.

Aunque no prometo que una vez en Laos , no me deje llevar por su calmado ritmo de vida.

Al fin y al cabo, el objetivo de este viaje es

Aprender a escuchar como crece el arroz en Laos

¡Feliz verano a tod@s!

 

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo y no te pierdas ninguna novedad

¡Bravo ya estás suscrito/a!