Asia, Bangkok, Estonia, India, Islas de Tailandia, Nepal, Tailandia, Tallin

Cumpliendo sueños- Primeras impresiones del viaje a Nepal (y un poquito de India, Tailandia y Tallin)

“La vida es para soñarla…. y los sueños para hacerlos realidad”. Así finalizaba mi artículo antes de salir de viaje a Nepal.

Y así ha sido. Algunos de mis sueños se hicieron  realidad.

Pisé Nepal por primera vez hace tan sólo unas semanas, después de tantos años anhelándolo. Y lloré de emoción cuando me planté fascinada delante del grandioso y majestuoso Taj Mahal. Aquella postal desgastada colgada en mi pared, de la que os hablaba en mi anterior artículo, por fin cobraba vida propia.

Tak Mahal

Un vuelo de Iberia  (con el que teníamos que conectar nuestro vuelo hasta Delhi) cancelado a ultimísima hora y sin avisar (ni un mísero e-mail o sms), me hizo llegar a pensar que pisar  India no sería una realidad, una vez más y por tercera vez! Menos mal que tengo la costumbre de revisar y confirmar mis vuelos en amadeus con checkmytrip, unas cuantas veces antes de volar. Porque ni en la web de Iberia, ni en la de Finnair (compañía con la que hacíamos el vuelo interncional) aparecía el vuelo como cancelado. Diligente me puse en contacto llamando a  Finnair en Finlandia, donde una operadora muy profesional me lo solucionó todo. Justo un día antes de partir la compañía lo había arreglado. En lugar de volar vía el aeropuerto de Madrid Barajas, lo haríamos vía Bruselas. Lo que por nuestra parte resultaba además mucho más cómodo.

Así que finalmente pude salir a atrapar sueños.

Ha sido un viaje totalmente maravilloso, lleno de momentos emocionantes. Palpar y saborear que estaba cumpliendo sueños  tan intensos,  me ha hecho sentir tremendamente viva.

India la pasamos de puntilla, tan sólo Delhi y Agra, pero me he quedado con la sensación de querer más , muchísimo más.Creo que  hacer esta primera incursión de camino a Nepal, ha hecho que las ganas de perderme por allí, hayan aflorado de nuevo.

A pesar del breve paso por India , 3 cosas me han quedado muy claras de este país: 1- Es el país más surrealista e incongruente donde he estado hasta la fecha. 2- India agota todos los sentidos, todos. Los exprime. Para mi bien y para mal. Y 3- Estoy deseando volver.

Delhi provoca reacciones adversas y mucha es la gente que lo evita al máximo. Personalmente me ha gustado y me han quedado muchos lugares que deseo visitar en una próxima ocasión. El caos , el ruido,  la contaminación… son tremendos, pero esta ciudad tiene un encanto oculto (o no tanto) que me conquistó, especialmente Old Delhi.

Agra es sucia, contaminada y personalmente no le encontré gran atractivo como ciudad. Pero aunque el Taj Mahal deslumbra tanto, que hace que todo lo demás pierda fuerza, hay  otros lugares como el Fuerte Rojo, que me dejaron totalmente embelesada.

fuerte rojo agra

Y Nepal … ay Nepal, qué feliz he sido allí!  Creo que junto con Camboya es el lugar donde más sonrisas me han regalado jamás. Sus gentes cálidas , amables y risueñas son lo mejor de este país.

Finalmente durante las dos semanas que estuvimos allí no fuimos capaces de salir del Valle de Kathmandu. Sus pueblitos y aldeas, son tan relajados y bellos que nos atraparon.En siguientes artículos os hablaré del recorrido por Nepal, pero lugares como Bhaktapur al amanecer o al caer la tarde; Bungamati donde te trasladas de repente al medievo; Boudhanath con la espiritualidad que todo lo impregna  y su magia al atardecer;   o Changu Narayan con su paz y bello entorno, entre otros … nos conquistaron absolutamente. Así que pasamos toda nuestra estancia en el país caminando por los pueblos y aldeas del valle y callejeando por Kathmandú, una ciudad de la que quedé totalmente enamorada .

boudhanath nepal

nepal

El hecho de haber ido en monzones, con el fuerte riesgo de lluvias  y que la visibilidad de los Himalayas era nula, tampoco le daba mucho sentido a trasladarnos hasta Pokhara , u otros lugares de Nepal.Pero es que el valle da para dos semanas y mucho más. Así que tengo muchos viajes pendientes a este hermoso país. Y estoy convencida que volveré una cuantas veces.

Como sabéis , nuestro periplo por Asia de este año, concluía con unos días playeros por Tailandia , país en el que he  estado ya varias veces. Desde hace años tenía la espinita clavada de conocer la zona de Krabi, con lo que nos decidimos por pasar unos días en Railay, una pequeña península a la que sólo puede accederse por mar, con playas supuestamente de ensueño.Nada más lejos de la realidad. Al menos de mi realidad. Ha sido la gran decepción de este viaje.

Railay se aleja bastante de lo que yo concibo como una playa de ensueño, o  de otros lugares más salvajes donde he tenido la suerte de estar. Quizás pequé de ilusa, sabiendo lo turístico que es Tailandia, y esperaba encontrar un lugar con menos infrastructura . O simplemente malinterpreté lo que había leído sobre este lugar. Pero aunque es un lugar relativamente tranquilo (al menos en temporada baja, que es cuando hemos ido), y el entorno tiene su atractivo, es para mi un lugar demasiado desarrollado. Si hay hasta 3 cajeros en Railay! Para alguien que prefiera tener más servicios a costa de estar en un entorno menos salvaje, quizás sí sea el lugar adeacuado. Pero a pesar de no ser mi entorno de ensueño, aún así supimos disfrutarlo a tope y saborearlo.Y fueron unos días de relax, que nos sentaron de maravilla.

Railay

Lo que sí fue decepcionante hasta la extenuación fueron las islas Phi Phi. Ciertamente la zona es bellísima, con sus riscos calcáreos y aguas cristalinas, pero la super explotación que tienen de ese lugar y la desacerbada masificación de turistas  en lugares como Maya Beach(donde la famosa peli “La Playa”), me hundieron en la miseria durante todo el día en el que estuvimos recorriendo esa zona. Creo firmemente que deberían hacer algo para controlar ese flujo de turistas sobremesurado.

phi phi

Tras un par de días en mi querida Bangkok volamos de nuevo a Europa para  concluir el viaje en Tallin, la capital de Estonia.

Tallin es un lugar que deseaba visitar desde hacía mucho tiempo. Es una ciudad bella , relajada y con hermosos rinconcitos donde perderse.

Tallin

Fue el broche final perfecto para este viaje. Un viaje tejido por sueños hechos realidad.

IN MEMORIAM

Este es una artículo sobre sueños , sobre cumplirlos y sentirse viv@ y quiero dedicarlo a mi amigo Gerard. La fatal noticia de su último viaje a la eternidad , su último vuelo , resquebrajó mi corazón a los dos días de regresar del viaje.

Él hizo realidad muchísimos de sus sueños. Siempre luchó por conseguirlos, siendo valiente y atreviéndose a vivir la vida con toda su plenitud.Vivió cada instante como si fuera el último.Hasta su último suspiro.Era una de esas personas, que te inundan de vida y alegría por todos los costados.

Recorrió tres cuartas partes del mundo y vivió en otras tantas.”No almacenes  más de lo que quepa en tu coche” decía siempre. Pilotó aviones en Europa, América, Asia y Oriente Medio. Avionetas en las selvas de Centroamérica o de la profunda África negra , colaborando con  ONG’s. Fue instructor de buceo.  Hizo decenas de off-roads por las dunas y los wadis de Oriente medio. Su sed de aventura, su sed de vida, hizo que ni tierra, ni mar , ni aire se le resistieran.

Hace tan sólo unos meses se hizo el campo base del Everest y el del Annapurna. Los dos. De un tirón. Unos tras otro, tras un breve descanso en Pokhara. Haciendo realidad uno de sus grandes sueños. Adoraba la montaña. Habíamos hablado que colaboraría en este blog con algún artículo sobre estos trekkings y los maravillosos lugares que pisó. Ya no podrá ser. En este enlace y en este podéis ver algunas fotos de su trekking al campo base del Everest, y la que fue la primera breve crónica de otras que tenían que venir.

No podremos compartir impresiones de este viaje , ni comentar fotos, como solíamos hacer. Pero todos y cada uno de los artículos sobre este viaje tejido de sueños están dedicados a ti, Gerard.Será mi pequeño homenaje.

Sé que no querría lágrimas, ni tristezas. Así que seguiremos soñando e intentando vivir absolutamente todos los instantes de nuestra vida. Tal como hizo él.

Siempre me acompañará una parte de ti en todos mis viajes, Gerard.

Bon viatge amic!  T’estimarem sempre. (Tot lo rato)

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo y no te pierdas ninguna novedad

¡Bravo ya estás suscrito/a!