Europa, Imprescindibles en..., Italia, Roma

Qué ver y visitar en Roma | 10 Lugares imprescindibles en Roma

De Roma  podrían hacerse listas y más listas. A cada rincón que miras, hay algo interesante para ver o visitar.  Es imposible verlo todo, hazte a la idea. Aunque hayas visitado Roma más de una vez, como es mi caso. Siempre quedarán lugares para visitar. Pero si viajas por primera vez, aquí te dejo mi lista de las que yo considero las 10 visitas y lugares  imprescindibles para ver en Roma.

Evidentemente, como todas las listas es subjetiva, y lo que a uno le puede parecer maravilloso, a otro le puede parecer poco o nada interesante e incluso posiblemente alguien puede creer necesario sustituir una de estas visitas por otras.

Puedes consultar también mi otro artículo con las 10 visitas imprescindibles para una segunda vez  en Roma, con lugares curiosos  o visitas menos famosas turísticamente hablando, pero no por ello menos interesantes. Con lo que si dispones de varios días en la ciudad, puedes combinarlo perfectamente.

Pero por el momento, estos son los lugares que personalmente creo  imprescindibles y que nadie debe perderse en Roma si la visita por primera vez. (El orden no es para nada importante)

1- Panteón

El Panteón de Agripa es para mi una obra maestra de la antigüedad y  de la arquitectura de todos los tiempos. Es además mi monumento favorito de Roma . Es el edificio de la antigua Roma que se encuentra en mejor estado de conservación, permaneciendo casi impasible después de dos milenios desde su construcción. Es imposible cansarse de pasar por delante una y otra vez y de disfrutar de su majestuosidad. Te recomiendo que además de su interior,  lo disfrutes también sentándote en alguna de las terraza de la Piazza della Rotonda. Es un verdadero placer.

Debe  su nombre  a la combinación de las palabras griegas “pan” (todo) y “theos” (dios), puesto que se erigió en honor a todos los dioses.

El exterior, con su pórtico de columnas monolíticas de granito, nos recuerda la fachada de un templo griego; sin embargo, en su interior, con  la inmensa cúpula de hormigón, mayor que la de la Basílica de San Pedro, nos trasladamos rápidamente a la virtuosidad del estilo arquitectónico romano.

El Panteón es también el mausoleo de la familia Savoya y en él está la tumba de Rafael.

Datos prácticos:

Entrada: La entrada es gratuita, pero si te interesa puedes reservar una visita guiada en español.

Horario de visita: De lunes a sábado: de 8.30h a 19.30 h. Domingos: de 9.00 h a 18.00 h.

 

2- Coliseo

El Anfiteatro Flavio (o Coliseo) es sin duda una de las imágenes más emblemáticas y reconocibles de Roma. Para mi es otra imponente construcción que aunque me decepcionó en su interior cuando entré la primera vez que fui (en mi segunda vez no entré),  goza de un exterior digno de admiración y es una auténtica maravilla arquitectónica de la antigüedad , siendo el mayor y más espectacular edificio construido en época romana para albergar las famosas luchas de gladiadores y fieras.

Fue construido en 8 años (72-80 d. C.) por la dinastía Flavia sobre el terreno ocupado por el lago artificial de la Domus Aurea para Nerón, tras el incendio de Roma. Para la inauguración del Coliseo se celebraron 100 días de juegos. Los 60.000 espectadores que cabían en el colosal edificio entraban a través de los 80 arcos numerados abiertos a nivel del suelo y, después de haber pasado todo el día en él, podían salir todos en apenas 20 minutos. Una verdadera obra magistral.

En la Edad Media el Coliseo fue transformado en fortaleza.

Es interesante llegar hasta el Coliseo  por la Vía de los Foros Imperiales ,  desde la Plaza Venecia  donde encontramos el enorme monumento dedicado a Vittorio Emanuele II, el artífice de la unificación de Italia en 1870.

Datos prácticos:

Entrada: Entrada combinada para el Coliseo, el Foro y el Palatino:  12 € (adultos) Existen entradas con descuento para niños, jóvenes y mayores de 65 años.

Horario de visita: Todos los días desde las 8.30h  hasta una hora antes de la puesta de sol.  Cerrado 25 de diciembre y 1 de enero.

Si te interesa visita guiada y tener acceso preferente en el Coliseo, Foro y Palatino y poder saltarte las colas, puedes reservar una visita guiada en español 

3-Foro Romano y Palatino

El Foro Romano – construido a lo largo de 900 años – es el mejor lugar para imaginarse cómo era Roma hace 20 siglos y la zona arqueológica más importante de la ciudad. Era el centro donde se desarrollaban  las actividades políticas, religiosas y comerciales de la antigua Roma

Los dos puntos más importantes del foro, además del gran número de templos que hay en él,  son:

Vía Sacra: Era la principal calle de la antigua Roma atravesando toda la zona de Noroeste a Sudeste y comunicando la Plaza del Campidoglio con el Coliseo.Por ella pasaban las procesiones religiosas y se efectuaban allí las paradas triunfales

Arco de Tito: Es un arco situado en la Vía Sacra y  construido en el siglo 81 d.C.  para  conmemorar la toma de Jerusalén por el emperador Tito.

Arco de Constantino: El más moderno de los arcos triunfales de  Roma, construido para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande . Está situado entre la colina del Palatino y el Coliseo.

 

El Palatino,  una de las partes más antiguas de la ciudad y ya habitado desde el año 1000 a.C con asentamientos en forma de cabañas, está  a 40 metros de altura sobre el Foro Romano, siendo la más céntrica de las siete colinas de Roma. Aquí fue donde se instalaron  en suntuosos palacios los ciudadanos de clase alta durante el periodo republicano.

Este es un lugar mítico, asociado a la fundación de Roma, puesto que cuenta la  leyenda que aquí es donde vivía la loba que cuidó de Rómulo y Remo.

Datos prácticos:

Entrada: Entrada combinada para el Coliseo, el Foro y el Palatino:  12 €(adultos) Existen entradas con descuento para niños, jóvenes y mayores de 65 años.

Horario de visita: Todos los días desde las 8.30h hasta una hora antes de la puesta de sol.  Cerrado 25 de diciembre y 1 de enero.

4- Ciudad del Vaticano

Plaza de San Pedro,Basílica de San Pedro,Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

Recomiendo llegar al Vaticano a través de la Vía de la Conciliación y pasando antes  junto al  Castel Sant’Angelo, la fortaleza de los papas edificada en la Edad Media sobre los restos de la tumba del emperador Adriano (siglo II d. C).

Desde allí , poco a poco, iremos divisando el estado más pequeño de Europa.

En el Vaticano , destacan sin duda cuatro visitas:

– La colosal Plaza de San Pedro construida por Bernini

– El edificio religioso más importante y grande del catolicismo, la Basílica de San Pedro en cuya construcción estuvieron implicados algunos de los mayores artistas italianos de la época como Rafael , Bramante, Bernini o Miguel Ángel. Entre los tesoros artísitcos que podemos disfrutar en su interior se encuentran el Badaquino de Bernini o la Pietà de Miguel Ángel. El disco rojo de pórfido del pavimento marca el lugar en el que Carlomagno y los emperadores romanos posteriores fueron coronados por el Papa.  (Las colas para entrar suelen ser tremendas)

También es posible visitar (bajo pago) la cúpula de San Pedro de Miguel Ángel, inspirada en la Basíilica de Florencia.

– En los Museos Vaticanos, es donde se encuentra una impresionante colección de obras de arte  y tesoros acumulados por los papas durante siglos . Ofrecen una gran variedad de colecciones que incluyen antiguas piezas de arte griegas y romanas (la del Vaticano es la mayor colección del mundo de estas características); de arte egipcio, etrusco y, naturalmente, las grandes obras maestras del arte del Renacimiento,  las llamadas “Estancias de Rafael” y  los frescos de la Capilla Sixtina, uno de los mayores tesoros del Vaticano.

La restauración de la Capilla Sixtina, de veinte años de duración, restituyó el brillo de sus colores originales y nos permite gozar con todo detalle, de los episodios bíblicos en la bóveda, y del Juicio Final de Miguel Ángel, con sus casi 400 figuras representadas. La Capilla contiene asimismo los célebres frescos del siglo XV, obra, entre otros, de Botticelli, Perugino y Ghirlandaio.

También puede visitarse la Tumba de San Pedro y la Necrópolis por 10€ (incluido guía)

Datos prácticos:

– Basílica de San Pedro

Entrada:Gratis
Horario de visita:
1/10-31/3  De 7.00h a 18.30h  — 1/4–30/4 De 07.00h  a 19.00h

– Cúpula de San Pedro

Entrada: Ascensor- 10€  A pie- 8€ (son 550 escalones)
Horario de visita:
1/10-31/3 De 8.00h a 17.00h — 1/4–30/9 De 08.00h a 18.00h

– Museos Vaticanos:

Entrada: 17 €  entrada en taquilla haciendo cola y entrada online 21€  (precios reducidos para jóvenes y estudiantes) 
Horario de visita:
9h-16h (Cierran a las 18 h)

Más información: www.vatican.va

– Visitas guiadas:

Una opción muy interesante es reservar una visita guiada en español con la visita a los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina,  la Basílica de San Pedro y además sin tener que esperar las interminables colas de los Museos Vaticanos.

También existe una visita guiada combinada de Vaticano + Coliseo, Foro y Palatino. 

 

5- Campo de Fiori y Plaza Navona

La Plaza Navona es una de las plazas más características y populares de la Roma barroca. Bordeada de palacios barrocos esta hermosa plaza alberga tres hermosísimas fuentes, entre las que destaca  la Fuente de los Cuatro Ríos, construida por Bernini. Aunque personalmente la que más me gusta es la Fuente de Neptuno, en la que aparece una figura de Neptuno rodeado de ninfas y luchando contra un monstruo marino.

En el siglo XVII esta plaza se convirtió en el escenario donde se celebraban juegos, fiestas , torneos e incluso funerales.A mitades del siglo y hasta mediados del siglo XIX  , todos los veranos se cerraban los desagues de las fuentes  y la plaza se llenaba de agua  transformándose en el Lago de la Plaza Navona , una gran “pisicina” donde se celebran singulares juegos acuáticos.

Es uno de los lugares más frecuentados de Roma, lleno de vida y actividad y terrazas. Durante las fiestas navideñas  aquí se instala la feria navideña, donde podemos ver actuaciones de artistas callejeros, pintores, artesanos, etc. y muchos puestos de feria y de venta de varios tipos de productos.

En esta plaza también se instaló  en 1477 el principal mercado de Roma, que fue trasladado a finales del siglo XIX a Campo de Fiori. Otra plaza muy cercana y animada  que no debemos dejar de ver. En esta plaza, que fue lugar de ejecuciones durante la época de la Inquisición,  encontramos en la actualidad un concurrido mercado, las mañanas de lunes a sábados, con numerosos puestos de frutas y verduras (y alguno de flores..) y muchas animadas terrazas durante el resto del día.

6- Scalinata  della Trinitá y Plaza de España

La Plaza de España es quizás una de las plazas más conocidas de Roma. Debe su nombre a que en ella se encuentra el Palazzio di Spagna , donde se ubica la  embajada de España  desde el siglo XVII.

La plaza está unida a la Iglesia de la Trinidad de los Montes por la Scalinata della Trinitá, siendo  uno de los sitios más concurridos de Roma.

7-Via dei Condotti/ Via del Corso/Via del Babuino

Junto a la plaza España encontramos una de las zonas de compras más glamourosas (y caras) de  Roma y algunos  establecimientos donde vaciar tan sólo los bolsillos de los más pudientes con tiendas de los diseñadores más prestigiosos : la Via dei Condotti , la Via Frattina , la Via del Babuino (con varios palacios del siglo XVII y XVIII y numerosos talleres de arte y antigüedades) y la Via del Corso, la calle principal que cruza el centro histórico de Roma.

Al final de la Via del Corso  nos topamos con la Piazza del Popolo, una grandiosa plaza que alberga dos iglesias aparentemente gemelas, Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Monte Santo.

 

8- Fontana di Trevi

Éste es un lugar de leyenda, sin duda, y el “culpable” de que volviese una segunda vez si queremos creer que la leyenda funciona. No hay turista que pise Roma que no se acerque a echar una moneda (siempre de espaldas y por encima del hombro) a la fuente más grande y más famosa de Roma – e inmortalizada en la película “La Dolce Vita” –  con el fin de asegurarse el retorno a la ciudad eterna. Ocupa una de las paredes del Palazzo Poli y fue decorada por varios artistas de la escuela de Bernini.

9- Via Appia y catacumbas

Las catacumbas fueron lo que más me impactó  en mi primera visita a Roma. Me hubiera gustado mucho volver en mi segunda vez, pero finalmente lo dejamos para cuando vuelva una tercera.

Para mi representan el extremo opuesto de lo que hoy es el Vaticano. La clandestinidad de los primeros cristianos perseguidos, versus la opulencia hipócrita de las riquezas que hoy alberga el Vaticano.

Las catacumbas  son  auténticos laberintos con cámaras subterráneas y unos 300 km. de túneles que datan de entre los siglos I y V  y que cumplían una doble función para los primeros cristianos. Por un lado eran lugar de enterramiento donde colocaban a los cadáveres en nichos tallados en las paredes y envueltos en sábanas blancas, puesto que no creían en la costumbre pagana de incinerar a sus muertos , y la antigua Roma prohibía los entierros dentro de los muros de la ciudad. Y por otro lado eran puntos de reunión clandestinos  y  de refugio durante las persecuciones, donde podían practicar su culto,  y almacenar reliquias importantes.

Imagen: panoramio

En el siglo V los bárbaros saquearon las catacumbas y los papas de la época decidieron recoger las reliquias, entre las que se encontraban las cabezas de San Pedro y San Pablo y estos lugares de enterramiento fueron abandonados.

Aunque hay más de sesenta catacumbas, las más famosas están situadas en la zona de la Via Appia Antica , conocida por los antiguos romanos  como la reina de las carreteras (“regina viarum”)

Las  tres catacumbas más famosas  son las catacumbas de San Sebastián, de San Calixto y  de Santa Domitila. El interior alberga además numerosas esculturas, frescos y epígrafes, que ilustran las costumbres de la Iglesia primitiva. Se pueden visitar las tres en visitas guiadas en verano y en invierno funciona un sistema rotativo de cierre para que siempre pueda visitarse una de ellas. Las más grandes y conocidas son las catacumbas de San Calixto

Datos prácticos:

Entrada: 8 €

Horario de visita: Varía en función de la catacumba, del día  y de la época del año

Más información: www.catacombe.roma.it

Puedes reservar visita guiada en español con transporte y entrada preferente.

 

10- Trastevere

El barrio de Trastevere “al otro lado del Tevere” fue el primer barrio emplazado en la orilla derecha del río. Fue dónde me alojé en mi segundo viaje a Roma. Para mi es uno de los barrios con más encanto de Roma. En Trastevere vivían antiguamente artesanos, pescadores, comerciantes, así como la comunidad de extranjeros dedicados a actividades portuarias. También era conocido por sus espléndidas villas y sus vastos jardines, los más importantes de los cuales fueron los de Julio César, donde parece ser que se hospedó la mismísima Cleopatra. A la muerte de  Julio César los dejó en testamento al pueblo romano. En la época medieval, el barrio adquirió ese especial carácter, que todavía conservan sus placitas y callecitas  y donde es un verdadero placer dejarse perder.

Este barrio con un delicioso aire bohemio, es para mi uno de los más encantadores y tranquilos de Roma , y  rebosa de un ambiente especial al caer la noche, con  numerosos barecitos  y excelentes restaurantes y trattorias donde disfrutar de magistrales cenas.

Si te apetece, existe la opción de reservar un tour gastronómico en español

El centro neurálgico del barrio se concentra alrededor de la Piazza di Santa María in Trastevere y las callejuelas colindantes, donde podemos encontrar la maravillosa Iglesia de Santa María en Trastevere,  las más antigua dedicada a la Virgen María en Roma, fundada por el Papa Calixto I en el siglo III, cuando el cristianismo aún era un culto minoritario y que alberga en su interior unos hermosos mosaicos.

 

Datos prácticos:

(Iglesia de Santa María en Trastevere)

Entrada: Gratis

Horario de visita: De 7.30h a 21.00h

 

NOTA: Los datos de precios y horarios están actualizados en 2018, pero podrían variar.