Europa, Hoteles, Italia, Roma

Viaje a Roma | Primeras impresiones y datos sobre alojamiento

Siendo una jovencita (bueno, sólo un poco más que ahora..) eché una moneda en la Fontana di Trevi, soñando que algún día volvería a verla en primera persona y haría un nuevo viaje a Roma . Y…  funcionó! Aunque ,  a pesar de que he estado en posteriores ocasiones en Italia, han tenido que pasar más de 20 años para volver a pisar Roma, y para volver a echar , una vez más,  otra moneda que quizás me lleve a la ciudad eterna una tercera ocasión.

Si tengo que ser sincera, éste no era el destino inicial  donde me había planteado pasar este fin de año e iniciar el 2012. Otros lugares rondaban por mi mente. Pero al inciar la búsqueda de vuelos, casi a última hora, me encontré con precios desorbitados para los lugares que a priori me apetecían más. Un precio de vuelo tentador y la idea de que quizás ya tocaba rendir tributo a la tradición de la moneda , hizo que finalmente elegiéramos la capital de Italia como lugar donde empezar el año.Así que sin haberlo imaginado, acabamos pasando el fin de año en Roma y 6 estupendos días.

No tenía muy claro si después de tanto tiempo recordaría las cosas como las había visto la primera vez, si me decepcionaría una segunda vez o si volvería a conquistarme como lo hizo la primera. (Italia fue además, uno de los primeros países extranjeros que pisé) . La verdad es que iba sin expectativa alguna y sin plantearme demasiado qué quería ver o hacer. Tan sólo tenía claro, que quería callejear la ciudad, disfrutar de su gastronomía y dejar que la ciudad me conquistara por si sola como si fuera la primera vez que la recorría.

Aunque, a pesar de que  ha llovido mucho desde mi primera visita a Roma , recordaba muchos lugares y espacios con total claridad.Y cuando volví a pisarlos fue como tener un flashback y transportarme a momentos fantásticos, vividos hace ya unos cuantos años (el primer viaje a Italia fue uno de aquellos que recuerdo con sumo cariño). Pero fueron muchos los lugares que me reconquistaron, muchos otros los que no habiéndome dicho nada en la primera ocasión, me dejaron maravillada y otros tantos, los que descubrí por primera vez.  Volver a los sitios con otra perspectiva y con unos años de experiencia y aprendizaje a la espalda a veces puede resultar frustrante, pero muchas otras -como me ha sucedido a mi esta vez- puede resultar totalmente enriquecedor.

Roma sigue siendo eterna y bella, muy bella (y muy resplandeciente en fechas navideñas) , pero también tan  tremendamente plagada de turistas, que hubo muchos momentos que  llegó a agobiarme muchísimo y a hacerse insoportable.

Decoración navideña en Roma

Jauría de turistas invadiendo Roma en la Plaza España

La ventaja de haber sido una segunda vez, era que no tenía una sed insaciable de visitar todos los lugares y monumentos más importantes, con lo que nos dedicamos a recorrerlos sólo de puntillas y a disfrutar más profundamente de rincones menos “importantes” y destacados turísticamente y de gozar de buenas comidas y cenas sin la sensación de que estabas “perdiendo el tiempo” comiendo o sentado en una plaza y estabas perdiéndote algo interesante. Roma también es eso. Una buena comida o cena en una trattoria, un capuccino o un cioccolato caldo en una de sus terrazas, el aperitivo antes de cenar, pararse a observar una puesta de sol o disfrutar paseando sin rumbo… 6 días sin ansiedad por visitar todo lo imprescindible, llegan a cundir bastante. A pesar de que los días en invierno se hacen muy cortos (allí además, anochece un poco antes)

Estos son los mayores encantos de Roma…

Capuccino de Bacalao

 

Además de recorrer de más o menos pasada todos los lugares y visitas  imprescindibles de Roma, que detallaré en siguientes artículos, disfruté del interior embriagador de numerosas iglesias. Algunas verdaderos tesoros escondidos, la mayoría auténticos museos (solitarios o no). Un recorrido por el arte italiano a través de sus iglesias, y además gratis!

Iglesia de San Ignacio de Loyola

Recorrimos todos ( o gran parte de ellos) los recovecos escondidos del Trastevere, y pude disfrutar de una visita al barrio de San Lorenzo, un barrio humilde donde los turistas no llegan y donde los estudiantes universitarios, han hecho su campamento base. Con una tremenda oferta de cultura alternativa y un tanto underground y una oferta de bares y restaurantes baratos y con un buen ambiente  increíble.

Barrio de San Lorenzo

Y como comentaba, disfruté de tomar unas birras por las tardes, de socializar con roman@s en algunos locales del Trastevere, de quedarme largos ratos disfrutando de los hermosos puentes que cruzan el Tevere,  de pasear sin prisa, de sus plazas, de tomar el solecito cuando salía (nos ha hecho muy buen tiempo en general)….De pasar una y otra vez delante del Panteón, mi edifico preferido de Roma y uno de los más espectaculares de la antiguedad en mi opinión. Y a pesar de estar en una plaza atestada, de disfrutar de su majestuosidad sentada tranquilamente.

Panteón

Nos alojamos en el Trastevere, y excepto contadas ocasiones que tiramos de transporte público, no utilizamos más que nuestros pies para recorrer la ciudad. Desde el Trastevere puede hacerse gran parte de Roma a pie.

DATOS SOBRE ALOJAMIENTO

 

Buscar un sitio donde dormir en Roma  es una tarea realmente difícil. Los precios son generalmente muy altos y en fechas como las que nosotros íbamos aún más. Así que tras mirar varios hoteles, decidimos buscar en alguna web donde encontrar algún apartamento con servicio de bed and breakfast en Roma o  de alquiler de vacaciones puesto que eran las opciones con mejor relación calidad-precio.

Tras búsquedas en varias webs finalmente logré conseguir el lugar que buscaba.Un bed and breakfast en la zona que me interesaba , que estuviera medianamente decente para ser Roma y que no subiera más de los 100€ por noche. Algo casi imposible en las fechas en las que íbamos. Hasta el antro más cutre en zonas como Termini(que suele ser la zona más económica), ya costaba eso.

El lugar escogido fue Kiara Bed and Breakfast 

Puesto que la web no es demasiado buena, os dejo este video de la misma habitación donde estuvimos. (Curiosamente llamada “moon”… )

 

Un lugar totalmente acertado. Aunque lo encontré a través de un buscador, contacté con la misma propietaria y me dió un precio mejor. Nos costó 95€ la noche. Sí, caro. Pero lo más barato que encontraba eran unos 120€-150€/noche. El alojamiento en Roma es en general malo y caro (aunque la oferta de apartamentos y b&b creo que es mejor que la de hoteles) , y en fechas concretas, como fin de año, aún mucho más. Así que fue una auténtica ganga y una relación calidad-precio excelente!

La habitación es muy amplia y confortable y con una pequeña cocina. El B&B sólo tiene dos habitaciones y está en el primer piso de una casa típica de la zona. No tiene demasiada luz exterior, pero es muy tranquilo.

La situación es muy buena, a 2 minutos del mismo centro neurálgico de Trastevere, pero en una calle muy tranquila y con muy buen acceso para venir desde el aeropuerto con transporte público. El desayuno se hace en un bar que hay justo en frente, con capuccino y cornetto a la hora que tú quieras .

Para nuestra sorpresa cuando llegamos a la habitación, teníamos un panettone y una botellita de prosecco para felicitarnos las fiestas. La propietaria es realmente un encanto , y estuvo pendiente todos los días de nosotros y de si nos hacía falta algo. Hicimos muy buenas migas y es muy posible que volvamos a vernos.

Si buscáis un alojamiento de este estilo, no puedo más que recomendároslo.

Para mi Trastevere es la zona ideal para alojarse . Una zona bastante céntrica para recorrer Roma a pie. Con un ambiente mucho más sosegado y tranquilo para relajarse en uno de sus bares o restaurantes después de un día agotador pateando Roma y sorteando tráfico y  turistas a troche y moche.Con establecimientos encantadores donde acabar la jornada disfrutando de una pasta o una enorme pizza a precios mucho más baratos que en otras zonas de Roma. Y aunque también hay turistas, puede disfrutarse de un ambiente mucho más local y relajado.

Plaza de Santa María en Trastevere

Fue en este barrio donde acabamos y empezamos el año y fue una forma encantadora de hacerlo!

En los próximos artículos más información sobre rutas e info práctica.

Os dejo también una fotos de Roma

 

También podéis consultar:

10 LUGARES IMPRESCINDIBLES EN ROMA

GUIA PRÁCTICA DE ROMA

10 LUGARES IMPRESCINDIBLES PARA UNA SEGUNDA VISITA A ROMA

BAR SAN CALISTO DE ROMA

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo y no te pierdas ninguna novedad

¡Bravo ya estás suscrito/a!